Compromisos de doble vía

Fuente: LA REPÚBLICA

Gran parte de la fortaleza y la estabilidad económica del país se encuentra cimentada en nuestra Constitución Política. El derecho constitucional a la libertad económica y la iniciativa privada, consagrado en el artículo 333, ha sido fundamental para el desarrollo económico y social del país durante las últimas décadas.

VER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Edición 1204| Gestión de riesgos en el marco de la era digital

• En los últimos años la banca ha sido testigo del desarrollo vertiginoso de tecnologías innovadoras que están transformando el modelo de negocio tradicional, permeándolo desde el nivel operativo hasta el comercial con herramientas como la inteligencia artificial (AI), el machine learning y el Big Data. Dichas tecnologías han permitido que las instituciones financieras sean más eficientes y efectivas en sus procesos y toma de decisiones, al mismo tiempo que han mejorado su capacidad para responder a las cambiantes necesidades y preferencias de los clientes, ofreciendo productos y servicios a través de canales digitales como internet y dispositivos móviles.

• En el caso colombiano se ha observado un marcado aumento en el número de operaciones realizadas a través de canales digitales. Según cifras de la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC)1, de los 6.333 millones de operaciones monetarias y no monetarias llevadas a cabo durante 2018, el 58,2% fueron realizadas a través de canales digitales, lo cual representó un incremento de 27% con respecto al año 2017 y de 48% frente al 2016. Adicionalmente, se resalta el comportamiento de los montos tranzados, ya que, por primera vez durante los últimos años, el monto de transacciones por internet (COP $2.798 billones), superó el monto de transacciones realizadas en oficinas (COP$2.691 billones).

• La transformación de la banca tradicional hacia un esquema digital tanto en la oferta de productos y servicios como en la operatividad interna de las entidades financieras presenta grandes retos para la gestión de riesgos, principalmente en lo relacionado con el adecuado conocimiento del cliente, la protección de datos y los riesgos de modelo y cibernéticos. En el caso local, se identifican diversos retos relacionados con la robustez y calidad de la infraestructura digital, el fortalecimiento de la ciberseguridad, la alineación de los ajustes regulatorios con las necesidades de la banca digital y la asimetría regulatoria frente a las Fintech.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1203| Discurso de Clausura 18° Congreso de Derecho Financiero

• En el ejercicio de la función de intervención en la economía es fundamental prevenir los arbitrajes regulatorios, no solo para garantizar la competencia en igualdad de condiciones, sino para mantener la estabilidad del sistema financiero y proteger los derechos de los consumidores.

• No se puede concluir en todos los casos que la existencia de la regulación financiera es un obstáculo para la prestación del servicio y pretender por esa vía ser eximido de su cumplimiento. Aunque existen aspectos en los que se puede mejorar y otorgar más libertades en beneficio de la inclusión financiera, esa no puede ser la excusa para pretender llevar a cabo actividades de interés público sin cumplir indefinidamente con los requerimientos vigentes y las normas que rigen la actividad financiera.

• El cuidado con el que se debe abordar este punto debe ser extremo porque de su perfecto balance depende la estabilidad del sistema y la solidez de nuestra economía. Es por ello que el rol del regulador resulta esencial para promover el adecuado desarrollo y crecimiento de la industria.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1202| El rol de las juntas directivas en la gestión de los riesgos cibernéticos

• Los ciberataques son una amenaza para todo el sistema financiero. La naturaleza cambiante y el crecimiento del riesgo cibernético para las instituciones financieras exige enfrentar efectivamente los desafíos desde el mayor nivel y de forma estratégica.

• Las juntas directivas tienen una función de gobierno vital, que determina el comportamiento general de la empresa y establece el apetito de riesgo de la organización. En ciberseguridad, las juntas deben ejercer de manera efectiva la supervisión, favoreciendo y fortaleciendo el diálogo entre los gerentes de seguridad de la información y prevención del fraude, de forma tal que se cumplan los objetivos estratégicos de la organización.

• A pesar de que las juntas han adquirido mayor conciencia del ciberriesgo en años recientes, hace falta trabajar en un conjunto de principios sobre cómo responder y desarrollar ciberresiliencia en sus organizaciones. En este sentido, las recomendaciones propuestas por el Foro Económico Mundial sirven de guía para los miembros de la junta.

DESCARGAR PDF COMPLETO