Una gran apuesta

FUENTE: LA REPÚBLICA

El Dane dio a conocer el viernes pasado la cifra de crecimiento de la economía colombiana durante el tercer trimestre de este año, dato que sorprendió debido a su baja magnitud, siendo la cifra más baja desde 2009. Una dinámica que ratifica el proceso de desaceleración por el cual viene atravesando la actividad productiva local, que pareciera validar los estimativos de crecimiento cercanos a 2% real para el consolidado de 2016.

Aunque este comportamiento guarda varias aristas sujetas de análisis, un aspecto sobre el que vale la pena hacer énfasis se relaciona con la forma en la que las empresas y personas adecuan sus decisiones de inversión y consumo ante esta realidad. Allí, el manejo de las finanzas empresariales y personales resulta ser de capital importancia, en la medida que estas pueden propiciar de manera más asertiva el redireccionamiento de las decisiones agregadas de inversión y consumo, para poder así afrontar con mayor éxito los procesos de desaceleración económica. En este sentido, la educación financiera se convierte en una poderosa herramienta para el adecuado manejo de las finanzas.

A pesar de las conocidas bondades de la educación financiera, Colombia, y en general América Latina, tienen un espacio importante para mejorar. De hecho, según un estudio realizado por la CAF para la región, por ejemplo, más de la mitad de la población no comprende conceptos básicos como la inflación o la tasa de interés. Dicha falencia aumenta la probabilidad que ciertos segmentos de la población lleguen a tomar decisiones económicas y financieras erradas, que a su vez dificultan la correcta inclusión financiera, desperdiciando así su potencial transformador para reducir la pobreza y la desigualdad.

No debe desconocerse que en el país se han hecho esfuerzos por capacitar a la población sobre temas relacionados con la economía y las finanzas. De hecho, la Ley 1328 de 2009 obliga a todas las entidades financieras vigiladas y a los organismos de autorregulación a procurar una adecuada educación de los consumidores frente a los productos y servicios ofrecidos por la entidad, y les da vía libre para implementar las estrategias y programas que consideren convenientes.

Así las cosas, la mayoría de las entidades bancarias han implementado o están en el proceso de implementación de estrategias y programas de educación financiera, con el fin de que las personas elijan los productos que más se adecuen a sus necesidades y capacidades. Esto es importante pues los bajos niveles de educación financiera sumados a la gran variedad de productos y servicios que ofrecen las entidades pueden conducir a elecciones desinformadas, que pueden generar sobrecostos para el consumidor o decepciones frente a la experiencia de producto.

Sin embargo, además de educar financieramente a los adultos, estos programas deben complementarse con estrategias enfocadas en la infancia, y acá el llamado es contundente para atender esta necesidad de manera efectiva, allí hay un campo de mejora significativo. Sin lugar a dudas, esta es una gran apuesta que el país debe realizar. Se ha demostrado que la educación financiera desde temprana edad otorga habilidades que posteriormente redundan en un consumo más regular y sostenible, en la elección y el uso apropiado de productos y servicios financieros, y en un mayor nivel de inclusión financiera. En este sentido, se deben seguir desarrollando iniciativas como el Proyecto de Ley que cursa trámite actualmente en el Congreso de la República para incluir dentro de los currículos escolares espacios en los que se introduzcan conceptos básicos de finanzas.

Es fundamental seguir insistiendo en la necesidad de incluir el tema de educación financiera dentro de las prioridades de la agenda pública nacional. Que este sea el espacio para hacer un llamado al Gobierno Nacional, para que a través del Ministerio de Educación y de las demás instituciones involucradas en estos temas, diseñe e implemente una política pública clara y concisa sobre educación financiera, la cual resulta vital para el desarrollo de una economía sostenible, responsable e informada.

Bancos hacen llamado para mejorar la educación financiera

Fuente: El Nuevo Siglo

El sector financiero del país reclamó del Gobierno una política pública de educación financiera, con el fin de hacer llegar los servicios a más colombianos. Según la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, insistió en que la educación financiera es vital para el desarrollo de una economía sostenible, responsable e informada. De hecho, países con economías fuertes implementan programas que refuerzan la educación financiera de la población para generar un efecto agregado sobre el ahorro, el cual se traduce en una mayor inversión, generando así un efecto multiplicador y dinamizador sobre la economía.

VER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Popular y Bancolombia, las tasas más bajas para crédito de vivienda

Fuente: La República

A poco más de un mes de comenzar 2017, muchos colombianos se empiezan a trazar las metas del nuevo año y la de muchos, seguramente, es adquirir vivienda propia, por lo que a continuación le presentamos las tasas que están manejando en la actualidad las diferentes entidades bancarias y los factores que debe tener en cuenta a la hora de asumir este compromiso. De acuerdo con la plataforma de Asobancaria, Yo decido mi banco, Banco Popular maneja una tasa efectiva anual de 11,25%, lo que la convierte en la más favorable del mercado, el plazo máximo de pago es de 15 años. En el segundo lugar se encuentra Bancolombia, entidad que otorga un interés efectivo anual de 11,50% y el top tres lo completa Banco de Occidente con una tasa de 13,25%; estos dos últimos bancos dan un plazo máximo de 240 meses.

VER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Edición 1070| Programas de Educación Financiera en Latinoamérica: un énfasis en el caso colombiano

Businessman Calculating Financial Expenses

• La educación financiera es una herramienta fundamental para el desarrollo de un país, en la medida en que redunda en la formación de personas con capacidades y competencias para tomar decisiones asertivas frente a sus finanzas personales, consiguiendo así mejorar su calidad de vida. Por el contrario, su ausencia propicia crisis económicas, tal como se evidenció en la crisis financiera de 2008.

• En América Latina se evidencia un rezago en temas de educación financiera básica, lo cual se hace evidente en el hecho de que conceptos como inflación, tasa de interés y relación entre riesgo y rentabilidad no son entendidos por una gran proporción de la población1 , lo que dificulta la correcta inclusión financiera, desperdiciando así su potencial transformador en términos de reducción de la pobreza y la desigualdad.

• En el caso colombiano, la Ley 1328 de 2009 obliga a todas las entidades vigiladas, así como a organismos de auto regulación, a “procurar” una adecuada educación de los consumidores financieros respecto a los productos y servicios financieros, y les da vía libre para implementar las estrategias y programas que consideren convenientes. Una ventaja de esta flexibilidad es que los programas e iniciativas se han conformado y estructurado de diferentes maneras, pero teniendo siempre como referencia el respeto por las buenas prácticas y las necesidades específicas de los públicos objetivo.

DESCARGAR PDF COMPLETO

“La Reforma Tributaria sí golpeará a la banca colombiana”

Fuente: El País

La llamada reforma tributaria estructural, es el segundo tema de moda en el país después de la paz, y como tal  también está tocando las fibras del sector financiero. Por ello desde ese sector se está enviando un mensaje al Gobierno, sobre los riesgos que se corren con el proyecto que cursa en el Congreso de la República. El presidente de Asobancaria, Santiago Castro, resaltó que desde el gremio no hay oposición a la reforma, porque saben de la necesidad que tiene el país de que sea aprobada, pero sí tienen claro que el documento presentado por el Gobierno Nacional contiene elementos que pueden ser nocivos para el buen desempeño del sistema y de la economía.

VER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Sector financiero, con reparos a la tributaria

Fuente: El Diario / La Tarde

Asobancaria, el gremio que reúne a las entidades bancarias y financieras del país, realizó un análisis sobre el proyecto de la reforma tributaria donde le hizo varios reparos a la carga tributaria que tendrían que asumir si se aprueba en el Congreso de la República. El gravamen a los movimientos financieros (GMF) o 4X1000; el impuesto de renta, el IVA al desarrollo de la economía digital; el aumento del IVA sobre la compra de bienes y servicios que realiza el sector; el impuesto a los dividendos; y la financiación de vivienda, son algunos de los puntos que generarían un impacto en el sector.

VER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Los colombianos invierten todas sus cesantías en vivienda o abonos a créditos bancarios

Fuente: hsbnoticias.com

La utilidad que tienen las Cesantías en el país son bastantes variadas: van desde la compra de vivienda o estudiar un posgrado, hasta ser un auxilio económico en tiempos donde las personas se quedan sin trabajo. ¿En que invierten este dinero los colombianos? (…)  Otros prefieren usar este dinero para abonar a créditos que tiene pendientes, cifra que alcanza un valor de 143.176 millones de pesos. Cifras de Asobancaria indican que hasta el año pasado por concepto de terminación de contrato se retiraron 9,2 billones de pesos.

VER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

¿En qué gastan los colombianos las cesantías?

Fuente: portafolio.co

Adquirir vivienda y o estudiar un posgrado hacen parte de las metas que las personas se fijan desde ya como planes para el nuevo año. Muchos recurren a las cesantías, un ahorro, que sirve de auxilio para periodos en los que el trabajador se encuentra desempleado. (…)  Por su parte, cifras de Asobancaria indican que hasta el año pasado por concepto de terminación de contrato se retiraron 9,2 billones de pesos

VER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Y hablando de aporte fiscal

FUENTE: LA REPÚBLICA

Como ningún otro, el trámite de la Reforma Tributaria es el tema protagónico de la agenda económica del país en este último tramo de 2016. Sin lugar a dudas, buena parte de las esperanzas de materializar una reforma que por fin tenga el carácter de estructural están depositadas en el Proyecto de Ley que se está tramitando actualmente en el Congreso de la República y que se presenta como una oportunidad para lograr la modernización de la estructura tributaria del país, basada en criterios de progresividad, eficiencia, simplicidad y equidad.

Precisamente, los ajustes que requiere nuestra estructura tributaria lucen cada vez más imperativos en la medida que siguen siendo notorios los efectos negativos de las excesivas cargas tributarias sobre la competitividad empresarial. Situación que se vuelve particularmente álgida en una coyuntura como la actual, en la que requerimos de empresas más competitivas que ayuden al país a encauzar de nuevo su crecimiento económico hacia niveles que superen el 4% real de manera sostenida. Un requisito necesario para darle curso sólido al proceso de avance hacia mayores niveles de desarrollo que redunden en mejores niveles de bienestar para la sociedad colombiana.

Si bien es cierto que el Proyecto de Ley de Reforma Tributaria contiene algunos elementos estructurales y busca equilibrar las cargas impositivas entre las personas naturales y las empresas, un análisis detallado del articulado también permite identificar el potencial impacto negativo que este puede tener sobre el sector bancario y crediticio, que se aunaría a las que ya está asumiendo el sector, en aras de contribuir con la sostenibilidad fiscal del país. Y es que este aporte fiscal que ha venido asumiendo el sector se ha traducido en tasas de tributación que ya sobrepasan el 60% de la utilidad. Esta cifra no solo es la más alta de la última década, sino que también supera las tasas de tributación de varios sectores económicos.

El Proyecto de Ley contiene elementos que, lejos de mantener su carácter de neutralidad para la industria bancaria y crediticia, amenazan con aumentar las ya considerables cargas tributarias que asume el sector, elementos entre los que se destacan: i) el carácter permanente del GMF, ii) el posible incremento de la tributación por concepto del impuesto de renta, iii) el IVA a los servicios de las plataformas electrónicas, iv) el impacto del aumento del IVA sobre la compra de bienes y servicios que realiza el sector, v) el impuesto a los dividendos y vi) la tributación al financiamiento de la vivienda. En caso de que se materialicen estos elementos tal y como están estipulados en el articulado de la reforma, se generarían efectos poco deseables que afectarían la dinámica sectorial, la cual, por el contrario, se debe mantener vigorosa para poder seguir afrontando de manera exitosa los retos que se le plantean al país en los próximos años tanto en el ámbito social como económico.

Cada reforma de carácter tributario debe traer consigo una contribución por parte de los ciudadanos y es compromiso de todos aportar con este propósito. sin embargo, el llamado en estos momentos de definiciones cruciales en materia tributaria para el país no puede ser otro que el de aportar a la sostenibilidad fiscal, pero bajo criterios de equidad, de manera que cada persona, sector o actividad aporte de acuerdo a sus capacidades y evaluando las cargas ya asumidas.

En tal sentido, las discusiones que deben darse hasta la aprobación de la Reforma Tributaria tienen que seguir direccionadas a evitar, a toda costa, que se castigue la formalidad y a consolidar los ajustes que sobre esta materia se vienen gestando. Llegar a un acuerdo sobre este punto es crucial para aumentar la confianza en nuestra economía, preservar nuestra reconocida responsabilidad en materia de política económica y alejar de tajo el ruido que se ha generado sobre la posibilidad de no aprobar una Reforma Tributaria que garantice la estabilidad fiscal del país antes de finalizar 2016.

Se avanza en aspectos metodológicos para medición de la productividad

Fuente: eleconomistaamerica.co

Para avanzar en las posibles estimaciones que puedan tener los factores de la productividad, en las probables metodologías para esta medición, tratando de buscar la serie más limpia desde el punto de vista estadístico, la cual servirá de insumo para la estimación del salario mínimo 2017, sesionó la Subcomisión de Productividad que hace parte de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, CPCPSL. El encuentro en el que participaron delegados del DNP, MinHacienda, DANE, ANDI, Asobancaria, Fenalco, SAC, ACOPI, y por parte de las centrales sindicales, CGT, CUT, CTC y CDP, estuvo presidido por la viceministra de Relaciones Laborales e Inspección, Mariella Barragán.

VER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Tributaria aumentaría impuestos a bancos

Fuente: El Colombiano

Actualmente, los bancos en Colombia pagan una tasa efectiva de tributación que supera el 60 % sobre sus utilidades. Así lo asegura el gremio de los bancos (Asobancaria) y con ese dato inicia la crítica que divulgó ayer a la reforma tributaria estructural del Gobierno y que hace carrera en el Congreso. El gremio mostró que entre 2005 y 2014 el promedio de la tasa efectiva de tributación fue de 55,65 % y luego de la reforma tributaria de 2014 subió hasta 62,2 %. Así que los bancos temen a los movimientos del Estatuto Tributario y tienen cifras para demostrarlo.

VER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Page 1 of 41234