Edición 1252 | Shadow Banking: evolución, tendencias y desafíos en medio del Covid-19

La crisis financiera de 2008 dejó entrever fallas en la administración de riesgos en las entidades bancarias que desembocaron en una etapa de creciente regulación financiera. Como consecuencia, se dio un impulso a la Intermediación Financiera No Bancaria (NBFI), anteriormente denominada Shadow Banking.

• Desde el año 2010 el valor de los activos de la NBFI se expandió considerablemente, pasando de registrar cerca de USD 28,2 billones hasta USD 50,9 billones en 2018, lo que representa el 73,2% del PIB global. En el quinquenio 2012-2017, el crecimiento promedio anual bordeó el 8,5%. Estados Unidos y China son los dos países con mayor participación en la NBFI, representando el 45,3% del mercado.

•En América Latina, la NBFI es poco representativa en comparación con los países desarrollados. Al considerar cuatro de los países más importantes de la región, los activos de estas instituciones ascienden a USD 1,2 billones (2,4% de la cifra mundial). El 74% de este monto se encuentra en Brasil.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Artículos Relacionados