Inclusión Financiera: Proyecto F impulsa el uso de medios electrónicos de pago

¿POR QUÉ IMPULSAR EL USO DE MEDIOS ELECTRÓNICOS?

El alto uso del efectivo trae consigo importantes costos económicos y sociales pues; i) reduce la capacidad de control fiscal, ii) facilita la evasión y elusión de impuestos, iii) al ser un medio de pago de poca trazabilidad, facilita  la financiación de actividades ilegales iv) promueve la informalidad y demás flagelos que promueven la economía subterránea.

Al migrar de pagos en efectivo a pagos electrónicos todos los actores del ecosistema de pagos obtienen beneficios.

La Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, junto con otros actores públicos y privados  trazaron a través del Proyecto F una ruta interinstitucional que busca la masificación de los pagos electrónicos en el país.

MEDIOS DE PAGO ELECTRÓNICOS, ¿QUÉ TIENE QUE VER CON LA INCLUSIÓN FINANCIERA?

En términos de acceso a servicios financieros, Colombia ha mostrado grandes avances en los últimos años. A junio de 2016 el 77,3% de los adultos, en Colombia tenía al menos un producto financiero y el 100% de los municipios contaban con cobertura financiera a través de un corresponsal bancario y/o oficina.  Sin embargo a pesar de los grandes avances que se han dado en acceso  y cobertura, se plantean nuevos retos en materia de inclusión financiera, particularmente en términos del uso de productos financieros. Pues gran parte de los pagos entre personas (P2P) se siguen haciendo en efectivo, lo que redunda en costos de desplazamiento, seguridad y almacenamiento. Por ejemplo, se calcula que el 84% del número de facturas de servicios públicos que representan el 90% del valor de las mismas, se paga en efectivo. Igualmente se estima que el recaudo electrónico de impuestos nacionales no supera el 20%.

De acuerdo con cifras del Banco Mundial, el 70% de los pagos a proveedores de las tiendas micro, pequeñas y medianas en Colombia se realiza en efectivo, frente a un 56% en la región y un 47% al promedio mundial. Este porcentaje crece aún más en los pagos de personas a estos comercios. En este caso la proporción puede llegar a ser de un 88% en el país, muy por encima de la región (72%) y del promedio global (63%)

PROYECTO F

Lograr disminuir el uso del efectivo en la economía y alcanzar la meta de 8,5% del ratio efectivo sobre M2, planteada en el Plan Nacional de Desarrollo para 2018, requiere establecer una estrategia de modernización del ecosistema de pagos.

Es así como, a través del proyecto F, las entidades financieras junto con algunas entidades del Gobierno Nacional buscan aumentar el uso de medios de pago electrónicos y de esta manera reducir el uso del efectivo. La iniciativa se compone de tres estrategias principales: recaudos públicos, pagos electrónicos e interoperabilidad, cada una de las cuales cuenta con proyectos que abordan problemas específicos y buscan que todos los actores del ecosistema de pagos colombiano migren de realizar transacciones en efectivo a realizar transacciones con medios de pago electrónicos.

Conozca más de este proyecto Interinstitucional para la masificación de los pagos electrónicos en el país, haciendo clic en el siguiente enlace: https://www.asobancaria.com/proyecto-f

Artículos Relacionados