Edición 896 | El Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo, PIPE

El Gobierno acaba de presentar su Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (PIPE). Es un plan que reconoce que la economía no está marchando como debiera, y por lo tanto trata de tomar medidas correctivas. El plan incluye un conjunto de medidas transversales y sectoriales, y un déficit adicional por cinco billones de pesos, que resulta financiable por el abaratamiento de los intereses de la deuda pública. Con el plan el gobierno espera que el crecimiento retorne a cifras del 4.8 por ciento, y que se generen entre 300 y 350 mil empleos.

Dentro de las medidas transversales se destacan las destinadas a combatir la apreciación del peso, especialmente reorientando la inversión de los ahorros mantenidos en los fondos de pensiones. Dentro de las medidas sectoriales se destacan las orientadas a estimular la vivienda, especialmente por medio del subsidio a la tasa de interés para las viviendas de estratos medios (viviendas con valor entre 80 y 200 millones de pesos). Para este tipo de viviendas, la tasa de interés quedaría en siete por ciento, debido a un subsidio de 2.5 puntos porcentuales por parte del gobierno, y a una reducción de otros 2.5 puntos porcentuales por parte de las entidades bancarias.

Las medidas específicas pueden ser sometidas a distintos tipos de comentarios. Por ejemplo, no está claro cómo se va a implementar la medida del ahorro previsional en el exterior. El país viene hablando de reducción de costos de la energía desde hace bastante tiempo. Las medidas contra el contrabando seguramente tomarán algún tiempo en ser efectivas. Las medidas anunciadas específicamente para la industria se limitan a un paquete de créditos. La chatarrización de vehículos de carga antiguos es probablemente insuficiente para la reducción de costos de transporte y logística que requiere el país. En vivienda las medidas están concentradas en el estímulo a la demanda, y existe la preocupación de que eso termine estimulando más los precios que la oferta. Sin embargo, el conjunto del plan es ambicioso, está bien orientado y ataca algunos de los principales problemas de la economía, aunque pone de presente que la economía colombiana todavía tiene muchas barreras estructurales para el crecimiento.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Artículos Relacionados