Edición 882 | La banca en 2012

2012 fue un año moderadamente bueno para la banca. Fue un año de consolidación de su actividad, en medio de un fortalecimiento de su posición patrimonial y provisional. Como resultado, se ha obtenido una banca más robusta, e igualmente rentable.

Las utilidades acumuladas de la banca a octubre crecieron a una tasa real de 6,3%, debido principalmente a los ingresos por intereses netos, los cuales fueron compensados principalmente por las provisiones netas. Las utilidades se desaceleraron respecto al mismo periodo de 2011, lo cual significa que la banca ha hecho una contribución en términos de utilidades para tener una banca más sólida y segura.

En efecto, durante 2012 una preocupación de las autoridades, tanto de la política monetaria como de la regulación macroprudencial, fue contener el crecimiento excesivo del crédito, en particular el de consumo, y de la cartera vencida. Al finalizar el año, se puede decir que esa tarea, a grandes rasgos, ha sido cumplida. Como resultado, el crédito crece a una tasa acorde con la expansión de la economía, y los bancos se encuentran rentables, capitalizados y provisionados: en una palabra, sólidos.

El monitoreo de los riesgos debe continuar de forma permanente, para evitar efectos negativos tanto en el sistema financiero como en el sector productivo nacional. El rumbo más reciente de la política monetaria ya muestra que el balance de los riesgos está moviéndose hacia una desaceleración de la economía, de modo que habrá que estar atentos al momento en que ya no tenga que frenarse el crédito, sino estimularlo.

En este contexto, la banca continuó siendo una animadora importante del mercado de valores local, y siguió incursionado con fuerza en el internacional. De otra parte, continuó el proceso de internacionalización de la banca, con mayor presencia de la banca colombiana en el exterior y de la banca extranjera en Colombia.

Así mismo, la banca mostró progresos en los temas sociales que atañen a la banca, como la inclusión financiera, la educación financiera y la preservación del medio ambiente. En síntesis, la banca puede sentirse satisfecha de su contribución al desarrollo durante 2012. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo para todos.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Artículos Relacionados