Edición 870 | La nueva política de vivienda

En materia de vivienda el Gobierno lanzó recientemente dos medidas: en primer lugar, el programa de construcción de las cien mil viviendas de interés prioritario –VIP- que entregará de forma gratuita y, en segundo lugar, la reactivación del subsidio a la tasa de interés para los hogares que adquieran viviendas VIP o de interés social –VIS-. En conjunto la inversión se estima en $5.4 billones, cifra sin precedentes para el sector.

La primera de estas medidas dirigida a proveer de vivienda formal a la población más necesitada (desplazada, vinculada a programas sociales del Gobierno como Red Unidos y SISBEN y afectada por desastres naturales o calamidades públicas o que habiten en zonas de alto riesgo no mitigable), busca articular la participación del sector público -a través del aporte de lotes de los entes territoriales- y del privado -a través de la construcción de las viviendas-. Teniendo en cuenta que el propósito del Gobierno es pagar únicamente contra viviendas entregadas, resulta fundamental el papel de los bancos para financiar a los constructores y el aporte de la experiencia y procedimientos del sector privado, en el que recae en últimas el riesgo de un incumplimiento.

La segunda, el subsidio a la tasa de interés, corresponde a la reactivación de una medida que en el pasado ya probó ser exitosa y que busca facilitar, a los hogares que pueden endeudarse, el cierre financiero a través de una menor cuota del crédito. En esta ocasión se concentrará en los hogares que adquieran viviendas VIP o VIS, con ingresos inferiores a 8 salarios mínimos mensuales y que no sean propietarios de vivienda.

A partir de 2009 los indicadores del sector crecieron de forma importante, alcanzando cifras históricas en ventas, licencias, iniciaciones y desembolsos de crédito, que hoy se reflejan en el buen desempeño del PIB sectorial. Sin embargo, aunque los niveles de hoy aún son altos, desde finales de 2011 se registra una desaceleración y las ventas ya empiezan a decrecer.

En este escenario, la reactivación del subsidio a la tasa de interés es importante para impulsar la demanda y dinamizar de nuevo el sector. Por su parte, con la ejecución del programa de las cien mil viviendas VIP se espera superar uno de los principales escollos del sector que es la provisión de suelo urbanizado, fomentando el desarrollo de vivienda formal con el consecuente impacto en el empleo y los sectores relacionados con la construcción de vivienda.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Artículos Relacionados