COMUNICADO DE PRENSA

Bogotá D.C., 10 de octubre de 2017

 

Pronunciamiento de Asobancaria sobre la Circular Externa 026 de 2017 de la Superintendencia Financiera

La desaceleración que viene experimentando nuestra economía ha incidido en el deterioro de la cartera, cuyo índice de vencimiento al corte julio del presente año se ubicó en 4,3% (17,5 billones de pesos). Ante esta situación, ajustar el esquema de pago a la nueva realidad económica del cliente se convierte en una herramienta de gran valor que puede permitir a las empresas, las pymes y los particulares continuar atendiendo sus obligaciones con normalidad.

Con el fin de generar una herramienta que le permita al consumidor financiero normalizar sus obligaciones con base en su capacidad de pago actual sin afectar su calidad crediticia, y teniendo en cuenta algunas experiencias internacionales, en particular la española, en noviembre del año pasado Asobancaria presentó a la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) la propuesta para ajustar el actual esquema de reestructuración de créditos. Desde entonces, se generaron sesiones de trabajo coordinado entre el Supervisor y la industria hasta alcanzar el texto definitivo que se expidió en la Circular Externa 026 de 2017, por medio de la cual se crea una nueva herramienta que permite modificar las condiciones de los créditos bajo condiciones más favorables.

Los principales beneficios de la Circular Externa son:

  1. Define un estado previo a la reestructuración, el modificado, el cual permite que se renegocien las condiciones iniciales de los créditos (plazo, tasa y cuota) de acuerdo con la nueva capacidad de pago del cliente. En todo caso, el nuevo crédito deberá mantener la calificación y la provisión del crédito anterior. No obstante, para su gestión de riesgo de crédito futura se tendrá en cuenta el comportamiento de pago de la nueva obligación.
  2. Los créditos modificados serán sujetos de monitoreo constante por parte de las entidades financieras y serán reportados a la SFC mensualmente.
  • Para el caso de los créditos reestructurados la nueva Circular abre la posibilidad de que, luego de un periodo regular y efectivo de pagos por cada modalidad de crédito, se pueda eliminar la marcación de reestructurado, estado que actualmente genera un bloqueo al acceso de financiación dentro del sector.

 

Finalmente, insistimos en que el beneficio de esta norma redunda en que aquellos clientes financieros que estén presentando dificultades de pago en moras tempranas tendrán un mecanismo para continuar atendiendo sus obligaciones, hecho que esperamos se empiece a reflejar en los indicadores de cartera del sistema.