Edición 749 | Las propuestas regulatorias de Basilea para los bancos

En diciembre de 2009, el Comité de Basilea sobre Supervisión Bancaria publicó un par de documentos consultivos que contienen propuestas regulatorias a raíz de la crisis financiera internacional reciente. Aunque son solo propuestas abiertas a comentarios (que debían hacerse hasta el 16 de abril pasado), es importante revisarlos, pues describen las nuevas tendencias de la regulación bancaria en el mundo. Por razones de espacio, en esta Semana Económica solo revisaremos uno de los documentos, titulado “Strengthening the resilience of the banking sector”. Dejaremos los demás temas para posteriores ediciones.

Para soportar las pérdidas en que incurren los bancos en épocas de crisis, se cuenta con una base de capital (patrimonio). Si es sólida, los bancos pueden superar las crisis; si no, colapsan. Una lección de la pasada crisis financiera internacional (2007-2009) es que muchos bancos, a pesar de que nominalmente cumplían los requisitos regulatorios de capital, se vieron en problemas porque éste no era de adecuada calidad. Por tanto, hay una tendencia regulatoria a hacer más estrictos los requisitos sobre el capital. Esto, que desde una perspectiva significa adoptar unas normas más prudentes, desde otra puede implicar unas exigencias de capitalización a los bancos que pueden resultar onerosas.

Durante la crisis financiera algunos bancos contaban con una base de capital de buena calidad de solo el 2%, a pesar de cumplir nominalmente con el requisito de que el capital fuera mínimo el 8% de los activos. Esto sugiere que, si se adoptan las recomendaciones que ahora se están ventilando, los requerimientos de capital para algunos bancos podrían hasta cuadruplicarse. Semejante exigencia puede ser extremadamente onerosa para los bancos que requieran esa capitalización adicional. También puede significar una alteración profunda de los flujos de capital internacionales que, en lugar de fluir a proyectos rentables en economías emergentes, tendrían que destinarse a capitalizar entidades financieras de países desarrollados. Es por tanto de crucial importancia entender hacia dónde se están moviendo las tendencias regulatorias mundiales.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 748 | Evaluación de la política anti-cíclica en materia de vivienda

Como resultado de la exitosa política anti-cíclica de impulso a la demanda de vivienda nueva a través de la cobertura a la tasa de interés del crédito, se ha despertado un especial interés en ámbitos académicos y políticos sobre el tema. Todos los análisis al respecto sin duda contribuirán a fortalecer la política de vivienda del país.

Los indicadores de ventas de vivienda y desembolsos de créditos hipotecarios observados desde la puesta en marcha del mecanismo, prueban que gracias a la cobertura muchas familias tuvieron la posibilidad real de adquirir una vivienda y efectivamente lo hicieron.

Dos circunstancias contribuyeron al éxito de la política: por una parte, las medidas coincidieron con una oferta importante de vivienda VIS permitiendo que proyectos y macroproyectos que se habían gestionado de tiempo atrás se concretaran. Por otra, las tasas de interés hipotecarias de mercado disminuyeron a niveles incluso menores a los registrados en el año 2006, cuando se presentaron los mínimos históricos. Esto potenció el efecto de la cobertura a la tasa de interés e hizo que las nuevas colocaciones de créditos de vivienda crecieran (7% en valor), en un año en el que se esperaba una reducción sustancial.

El mecanismo está llegando a su fin si se considera que entre créditos desembolsados y aprobados ya se está alcanzando el tope de los cupos anunciados. El estrecho margen fiscal del Gobierno no permitirá ampliar la medida de acuerdo con lo informado por el Ministerio de Hacienda. Sin embargo, su funcionamiento continuará al menos por un año más mientras se construyen las viviendas y se desembolsan los créditos.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 747 | El Desarrollo del mercado de deuda privada en Colombia

El desarrollo del mercado de capitales es fundamental para el crecimiento económico. Un componente crucial en el desarrollo de los mercados de capitales es la colocación de deuda privada. Su profundidad y liquidez ofrecen a las empresas fuentes de financiación alternativas con fondos de largo plazo, con base en las cuales pueden disminuir sus cargas financieras en el corto plazo.

El desarrollo del mercado de capitales es fundamental para el crecimiento económico. Un componente crucial en el desarrollo de los mercados de capitales es la colocación de deuda privada. Su profundidad y liquidez ofrecen a las empresas fuentes de financiación alternativas con fondos de largo plazo, con base en las cuales pueden disminuir sus cargas financieras en el corto plazo.

Las experiencias internacionales exitosas en la promoción de los mercados de deuda privada se basan en la armonización del marco regulatorio, tanto para la inversión extranjera como los emisores e inversionistas locales. A pesar de que Colombia ha tenido grandes avances mediante la Ley del Mercado de Valores, aún existe una serie de barreras a la inversión extranjera de portafolio. Aunque la deuda privada se encuentra dentro de las posibilidades de inversión del capital extranjero, las exigencias de monetización -constitución de un fondo de capital extranjero- y la restricción en las operaciones limitan su potencial, desincentivan la inversión y van en contra de la profundización del mercado de capitales colombiano, al sustraer de sus posibilidades otras operaciones del mercado de valores como el reporto, las simultáneas, las transferencia temporal de valores y los derivados financieros. Existe otra serie de desincentivos, como los altos costos y largos trámites para la entrada de operación al mercado, los tiempos de constitución inciertos, las barreras fiscales y la no autorización de cuentas ómnibus. Además, existen barreras para la emisión, como el alto techo de las tarifas de supervisión, la inscripción automática para algunos emisores pero no para otros y el largo y engorroso proceso de emisión.

Para una promoción más efectiva del mercado de deuda privada conviene, primero, mejorar los benchmarks para el establecimiento de una curva de rendimientos que refleje la información disponible de manera eficiente. Este mecanismo permitiría el desarrollo de instrumentos a partir de estas referencias, mediante los cuales ampliar la curva y mitigar riesgos financieros. En segundo lugar, es necesario permitir un mayor número de operaciones sobre deuda corporativa, que sirvan como garantía para las de carácter monetario o de derivados, para que no se incentive el desplazamiento de la deuda privada por la pública. Y por último, es recomendable integrar la infraestructura de compensación y liquidación, con el fin de evitar fragmentaciones en el proceso.

DESCARGAR PDF COMPLETO