Edición 704 | Pruebas de tensión y la estabilidad financiera

Las pruebas de tensión, o stress testing, son una herramienta fundamental para establecer las potenciales pérdidas que pueden enfrentar las instituciones financieras en un escenario macroeconómico adverso.

Las experiencias sueca y colombiana, aunque con matices diferentes, son reconocidas a nivel internacional como casos de éxito en los procesos de capitalización bancaria. En ambos casos se minimizó el costo fiscal y se generaron sistemas de incentivos adecuados para los accionistas.

El programa supervisor de evaluación del capital (SCAP) en Estados Unidos va a jugar un papel fundamental en la recuperación económica mundial. El reconocimiento público de las pérdidas potenciales y la puesta en marcha de programas de capitalización representan un avance en la situación de la economía norteamericana. Así haya quienes consideren que hasta que no se den de baja del balance los activos malos, no habrá un restablecimiento pleno de la confianza y de la capacidad de irrigación de crédito a la economía.

En esta Semana Económica mostramos en qué consisten las pruebas de tensión, en general. Se presentan los lineamientos del SCAP, sus resultados y la reacción de los mercados. También se recuerda el esquema empleado por Colombia hace 10 años para la capitalización de la banca privada.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Artículos Relacionados