Al cierre de 2015, el Banco de la República (BR) decidió ajustar a la baja el mecanismo de “disparo” de las opciones cambiarias: en vez del 7% (calculado sobre el promedio móvil de la TRM de 20 días), se usará el 5%. Esto quiere decir que si en un determinado día las presiones cambiarias hacen “saltar” la cotización peso-dólar más allá de dicho disparador (promedio móvil TRM + 5%), entonces el BR entrará a ofrecerle al mercado hasta US$500 millones de sus Reservas Internacionales Netas (RIN). (…) Cabe preguntarse: ¿Cuánto resta de ajuste cambiario antes de encontrarse niveles de cuasi-equilibrio que le permitan al BR pensar en dejar de subir las tasas de interés? La respuesta de cajón es que ello dependerá de forma crucial de la trayectoria de los precios del petróleo, donde la geo-política de Arabia Saudita vs. Irán ejercen presiones alcistas, mientras la desaceleración de China y de otros emergentes lo tiran a la baja.

Fuente: La República

Descargar Archivo

Artículos Relacionados

Leave a comment