La publicación más importante de nuestra Asociación

La semana económica divulga el punto de vista gremial sobre la coyuntura económica y financiera internacional y doméstica, las políticas públicas, regulación y supervisión sectorial y sus efectos en la economía, los mercados y el sistema financiero.

Edición 883 | ¿Continuará la desaceleración económica?

El resultado inesperado de la economía colombiana en el tercer trimestre de 2012, cuando creció al 2,1% anual, plantea inquietud sobre su trayectoria futura. Problemas institucionales y choques adversos de oferta llevaron a un descenso sorpresivo de la inversión, de la construcción y de la producción minera y de hidrocarburos, que condujo a una desaceleración del PIB más allá de lo previsto. Como es posible que el consumo privado no haya aumentado el ritmo en el último trimestre, la dinámica de la demanda interna y del crecimiento en éste y en los períodos siguientes dependerá sobre todo de la inversión.

La desaceleración insinúa que la producción comienza a caer por debajo de la potencial y que la tasa de crecimiento es mucho menor que la de largo plazo. La tendencia decreciente que exhibe la actividad económica es preocupante porque el entorno internacional podría desmejorar en cualquier momento, por los desacuerdos sobre la política fiscal en los Estados Unidos o por un desarrollo desafortunado de la crisis europea. Si estos riesgos se materializaran, la menor demanda externa, la perturbación de los mercados financieros y la debilidad de la demanda interna aumentarían la probabilidad de una recesión doméstica.

Para prevenirla hay que considerar la conveniencia de relajar las estrategias monetaria y financiera que adoptaron con excesivo rigor las autoridades, para evitar un recalentamiento de la economía y un desborde del crédito. Como advirtió Asobancaria oportunamente, extremar las medidas prudenciales para contener lo que parecía un incremento excesivo del crédito, entrañaba el riesgo de asfixiar la economía, si la coyuntura cambiaba de manera repentina. Sobre todo cuando la expansión crediticia era parcialmente el resultado de una profundización de los mercados y una mayor inclusión financiera, en las cuales el país tiene un rezago estructural respecto de las que corresponden a su desarrollo económico y social. Por fortuna el BR ha relajado su postura monetaria y cuenta con un espacio amplio para continuar.

Hay que tener en cuenta también que la reforma tributaria podría pronunciar la desaceleración de la actividad económica, a menos que sea compensada por una expansión eficiente del gasto público. Para conseguirla y para lograr el repunte requerido de la formación bruta de capital en obras civiles, edificaciones y minería, es apremiante superar los cuellos de botella que resultaron de la puesta en marcha de los nuevos esquemas institucionales para la administración y ejecución de las regalías, para la planeación y la realización de las obras públicas y las concesiones, para la minería y para la preservación del medio ambiente. Aquí hay una demora que entorpece el flujo de la inversión en esos sectores. Si no se quiebran esos cuellos de botella, no solo se resentirá la actividad económica en el corto plazo, sino que además no mejorará la capacidad de crecimiento de la economía en el largo plazo.

Minimizar el riesgo de que se prolongue la desaceleración de la actividad económica doméstica requiere, por una parte, superar los obstáculos institucionales que frenan la inversión. Y por otra, que las políticas monetaria y financiera promuevan un flujo de crédito abundante y barato al sector privado.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 882 | La banca en 2012

2012 fue un año moderadamente bueno para la banca. Fue un año de consolidación de su actividad, en medio de un fortalecimiento de su posición patrimonial y provisional. Como resultado, se ha obtenido una banca más robusta, e igualmente rentable.

Las utilidades acumuladas de la banca a octubre crecieron a una tasa real de 6,3%, debido principalmente a los ingresos por intereses netos, los cuales fueron compensados principalmente por las provisiones netas. Las utilidades se desaceleraron respecto al mismo periodo de 2011, lo cual significa que la banca ha hecho una contribución en términos de utilidades para tener una banca más sólida y segura.

En efecto, durante 2012 una preocupación de las autoridades, tanto de la política monetaria como de la regulación macroprudencial, fue contener el crecimiento excesivo del crédito, en particular el de consumo, y de la cartera vencida. Al finalizar el año, se puede decir que esa tarea, a grandes rasgos, ha sido cumplida. Como resultado, el crédito crece a una tasa acorde con la expansión de la economía, y los bancos se encuentran rentables, capitalizados y provisionados: en una palabra, sólidos.

El monitoreo de los riesgos debe continuar de forma permanente, para evitar efectos negativos tanto en el sistema financiero como en el sector productivo nacional. El rumbo más reciente de la política monetaria ya muestra que el balance de los riesgos está moviéndose hacia una desaceleración de la economía, de modo que habrá que estar atentos al momento en que ya no tenga que frenarse el crédito, sino estimularlo.

En este contexto, la banca continuó siendo una animadora importante del mercado de valores local, y siguió incursionado con fuerza en el internacional. De otra parte, continuó el proceso de internacionalización de la banca, con mayor presencia de la banca colombiana en el exterior y de la banca extranjera en Colombia.

Así mismo, la banca mostró progresos en los temas sociales que atañen a la banca, como la inclusión financiera, la educación financiera y la preservación del medio ambiente. En síntesis, la banca puede sentirse satisfecha de su contribución al desarrollo durante 2012. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo para todos.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 881 | A pesar de los riesgos externos, las perspectivas son buenas para 2013

El crecimiento mundial se desaceleró en 2012 y enfrenta un sesgo a la baja en 2013, por la falta de soluciones a la crisis europea y la dificultad de acordar la política fiscal en los EU. En este entorno, por un descenso en la demanda interna más pronunciado que el previsto, Asobancaria estima que la economía colombiana creció 4,6% en 2012, convergiendo a su tasa potencial, después del ritmo vertiginoso que alcanzó en 2011. Existe el peligro de que continúe desacelerándose en 2013, por el contagio del lento crecimiento de las economías avanzadas, o por un choque externo fuerte, si Europa y EU no sortean sus desafíos más urgentes. Si lo logran, el recorte de 75 puntos básicos en la tasa de interés del BR, ayudará a mantener la economía creciendo a su tasa potencial, con lo cual se podría consolidar la tendencia descendente del desempleo por debajo de dos dígitos.

Si sobreviene el choque, la economía está en buenas condiciones para absorberlo, de modo que sus efectos sobre la producción y el empleo serían menores que en crisis anteriores. En esta oportunidad, los desbalances macroeconómicos no son grandes y las autoridades gozan de confianza en los mercados. La liquidez externa es holgada. El espacio para las estrategias monetarias y fiscales contracíclicas es amplio: el desbalance fiscal y la deuda pública no son altos, el riesgo inflacionario es mínimo, las expectativas están alineadas con las metas, la solvencia de los intermediarios financieros es excelente, hay estabilidad financiera y la economía ha incrementado su capacidad de absorber los choques externos.

Como la economía entró en una coyuntura de desaceleración, en los debates que restan de la reforma tributaria, debe tenerse cautela respecto de los efectos de un posible aumento desmesurado de la carga impositiva, porque podría frenar la demanda en el corto plazo. Debe considerarse además que limitar la utilización de los aportes voluntarios a los fondos de pensiones y los ahorros en cuentas para el fomento de la construcción, puede tener efectos indeseables sobre el ahorro de la economía y la financiación de la vivienda y la infraestructura, que de otra manera podrían convertirse en locomotoras para la actividad económica.

De manera preocupante, los resultados de la economía colombiana en 2012 tienden a consolidar un patrón de crecimiento que desfavorece a la industria y la agricultura, perjudicadas por la apreciación de la moneda. La expansión del producto depende cada vez más de la minería y los hidrocarburos. Si la bonanza minero-energética es transitoria, al terminarse no habrá otros motores de crecimiento. Además, los ciclos de la economía se vinculan a los de los mercados de hidrocarburos y minerales, lo cual agrega inestabilidad al crecimiento. Por eso es indispensable que el GN genere ahorro público y asigne la inversión a mejorar la competitividad de la economía. De esta forma, asumiría parte de la responsabilidad de combatir la apreciación de la moneda, que hasta el momento se ha descargado en el Emisor con un costo muy alto.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 880 | ¿Por qué mantener los beneficios tributarios en vivienda?

Los nuevos programas de vivienda del Gobierno hacen de 2012 un año histórico en política de vivienda y recursos para el sector, con $4 billones para la ejecución del programa de las 100 mil viviendas y $1,4 billones para la reactivación del subsidio a la tasa de interés de los créditos hipotecarios.

Los resultados de estos programas tendrán un impacto positivo tanto en el crecimiento económico como en el bienestar para las familias beneficiadas en 2012. La focalización de estas políticas es acertada, ya que plantea 100 mil viviendas gratuitas para los más pobres y subsidio a la tasa de interés para las familias de bajos ingresos con acceso al sistema financiero y la posibilidad de sumar ahorro, subsidio y crédito.

Estas buenas noticias se verán disminuidas de aprobarse por parte del Congreso de la República la reforma tributaria que ha planteado el Gobierno Nacional, ya que se perderán gran parte de los beneficios tributarios con que cuentan tanto deudores como entidades financieras. En particular, se disminuiría de manera sustancial el beneficio que hoy existe para quienes ahorran en las Cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción (AFC) y se perdería la exención para las entidades que ofrecen el producto conocido como leasing habitacional.

Estos beneficios tributarios fueron creados como una medida para compensar las distorsiones generadas por la estricta regulación a la financiación de vivienda impuestos en Ley 546 de 1999. Los incentivos existentes han venido desmontándose paulatinamente, sin que las razones de su creación se hayan extinguido.

En el próximo año, los resultados del sector dependerán de la evolución de la caída en los principales indicadores de construcción y ventas de vivienda en Bogotá -que participa con el 30% de la actividad constructora del país y el 43% de los desembolsos de vivienda- y de la magnitud del impacto de los programas del Gobierno.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 879 | La reforma tributaria podría desacelerar el crecimiento

Con el propósito de reducir la desigualdad y estimular la generación de empleo formal, el Gobierno del Presidente Santos presentó a consideración del Congreso un proyecto de reforma tributaria (RT), que introduce modificaciones importantes en el régimen del impuesto de renta para las personas naturales y para las jurídicas, en la financiación de una parte considerable del gasto social y en el IVA.

En la búsqueda de una mayor progresividad en el impuesto de renta para las personas naturales, que contribuya a reducir en el mediano plazo la desigualdad, en su estado actual el texto para debate de la RT propone aumentar la carga para el decil más rico de la población. Para lograrlo limita la utilización de los beneficios vigentes y endurece la tributación sobre las rentas de capital. El fin es encomiable. Sin embargo, no sobra advertir que si el incremento de la carga es exagerado, podría tener efectos indeseables sobre la actividad económica o la tasa de cambio, en el corto plazo; y sobre la capacidad de crecimiento de la economía, en el largo plazo.

El cambio en los mecanismos de financiación del SENA, el ICBF y la salud es deseable, por el impacto adverso que tienen las contribuciones parafiscales y los aportes de los empleadores a la salud de sus empleados, sobre el costo del trabajo formal. Esta medida, además de estimular la generación de empleo formal, mejoraría la competitividad de la producción nacional, porque equivaldría a una devaluación de la moneda.

Es pertinente sugerir, no obstante, que tampoco convendría incrementar demasiado la tributación sobre las firmas, por sus consecuencias negativas sobre la inversión, la productividad, la remuneración del trabajo y la tasa de crecimiento potencial de la economía.

Las modificaciones propuestas en el IVA también son deseables, por una parte, para mejorar su eficiencia y productividad. Y por la otra, para incrementar el flujo de caja de las firmas, de manera que disminuyan sus costos financieros y mejore su capacidad de expansión.

Por estas razones, la propuesta de RT constituye un paso audaz en la dirección correcta. Las autoridades tienen que afinar al extremo la mezcla de estrategias, para maximizar sus beneficios y minimizar sus costos.

Queda pendiente una propuesta para mejorar la progresividad del gasto público, anulada hoy por las transferencias para fondear el esquema público de pensiones de prima media.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 878 | Nuevos estándares normativos, Colombia un modelo a seguir

2012 no ha sido un año fácil para el sistema financiero internacional. En términos generales, en el balance de los riesgos globales siguen destacándose la agudización de la crisis financiera en la zona euro, la necesidad de un ajuste fiscal en Estados Unidos, el riesgo de una desaceleración brusca en China, la preocupación de la dimensión de la deuda pública en los países desarrollados y la inestabilidad en los precios de los alimentos y el petróleo.

Si bien la situación no muestra cambios significativos en el corto plazo, las acciones adelantadas por las autoridades económicas de los países de la zona euro y de Estados Unidos están logrando ganar un tiempo valioso para lidiar con un escenario económico que puede llegar a ser cada vez más adverso. Estas medidas de política macroeconómica continúan siendo complementadas con nuevos estándares de regulación y supervisión financiera, tales como Basilea III, la Ley Dodd-Frank y las directivas de la Unión Europea.

En el caso colombiano, las condiciones macroeconómicas y financieras actuales nos hacen menos vulnerables a la materialización de los riesgos externos. Las autoridades se han esforzado por ir a la vanguardia en materia de normas prudenciales para la adecuada gestión de los riesgos a los que se ven expuestas las entidades del sistema financiero. Se han adoptado estándares internacionales en aspectos como la relación de solvencia, las Normas Internacionales de Información Financiera, la valoración de inversiones mediante proveedores de precios y los indicadores de riesgo de liquidez de corto plazo.

Se debe continuar trabajando en alternativas para la adopción de los requerimientos de capital por riesgo operacional y en eliminar los arbitrajes regulatorios existentes en la administración de riesgos de mercado y de liquidez, entre los distintos tipos de entidades financieras, los cuales en muchos casos se convierten en una clara desventaja para los establecimientos de crédito.

Confiamos en que los sectores público y privado puedan seguir trabajando en la generación de sinergias que se traduzcan en una mayor confianza de los consumidores y en una mejor solidez del sistema financiero, derivada de una eficiente y eficaz regulación prudencial.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 877 | Convergencia a NIIF para el sector bancario

A nivel internacional, la necesidad de tener un lenguaje contable común entre países para garantizar la transparencia, favorecer la comparabilidad y promover el desarrollo del mercado de capitales condujo a la creación de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

El pasado 28 de septiembre de 2012, la Presidencia de la República, junto con los ministerios de Hacienda y Crédito Público y de Comercio, Industria y Turismo, informó a todas las superintendencias la decisión de aplazar un año el proceso de adopción de las NIIF en Colombia. Esta decisión se tomó como consecuencia de la solicitud de algunas superintendencias, que encontraron que un porcentaje alto de entidades no estarían listas para cumplir el cronograma que se estableció previamente.

La convergencia a NIIF tendrá efectos para casi todas las áreas de las organizaciones y requerirá de esfuerzos importantes en varios aspectos. Al respecto, el Comité Técnico para el Sector Financiero (CTSF) publicó un documento de impactos, conclusiones y recomendaciones, discriminándolos en cinco categorías: financieros, fiscales, operativos, sobre el negocio y el recurso humano.

Uno de los impactos de mayor trascendencia para la industria bancaria está relacionado con la metodología para la constitución de provisiones de la cartera de créditos. El esquema de provisiones planteado por las NIIF se fundamenta en un modelo de pérdida incurrida, mediante el cual se reconocen las provisiones solo si hay evidencia objetiva de que ya se ha producido un evento de pérdida y de que éste se puede estimar de forma fiable. Aunque este es un método simple de aplicar, puede ocurrir que en el evento en que aumente el riesgo de una cartera no sea posible reconocer la mayor pérdida esperada hasta que no se hayan producido los eventos de pérdida.

La Superintendencia Financiera ha argumentado que el modelo local de administración de riesgo de crédito cumple con las recomendaciones del Comité de Basilea, tales como los enfoques micro y macroprudenciales, el concepto de pérdida esperada y las consideraciones del ciclo económico. Por esta razón ha recomendado exceptuar a los establecimientos de crédito de la aplicación del modelo de cartera de las NIIF.

En esta Semana Económica se mostrarán algunas experiencias internacionales en la adopción de las NIIF, incluyendo el manejo de la cartera de créditos. De igual forma, se hará un resumen de otros impactos para el sector financiero, así como de las tareas pendientes del sector público y privado.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 876 | ¿Llegó la hora de que la política fiscal promueva la equidad?

Después de estabilizar las cuentas públicas, los mercados financieros y la macroeconomía en la última década, la política económica tiene espacio para ocuparse ahora de los problemas estructurales que disminuyen la eficiencia de los mercados, frenan el crecimiento en el largo plazo y mantienen la inequidad en la economía.

A la política fiscal, luego de lograr la sostenibilidad de la deuda pública, obtener de nuevo el grado de inversión y recuperar la capacidad de implementar posturas contra-cíclicas, le corresponde ahora mejorar la equidad y remover las distorsiones que introdujo en los mercados de factores, al apremio de las circunstancias, para incrementar los ingresos tributarios.

Para este propósito, dos medidas parecen cruciales. En primer lugar, sustituir la financiación de la seguridad social con impuestos al trabajo por otro tipo de ingresos. En segundo lugar, hacer énfasis no solo en la sostenibilidad de las cuentas públicas, sino en la progresividad de la política fiscal. Al respecto, es fundamental entender que la equidad debe ser una preocupación de toda la política fiscal, no solo de la tributaria. En este sentido, una focalización del gasto público hacia los deciles más pobres de la población ayudaría a combatir la inequidad.

Es prudente advertir que la estrategia para perseguir la mejora en la equidad debe tener cuidado para no frenar el crecimiento y la generación de empleo, porque en caso contrario podría convertirse en un obstáculo para continuar reduciendo la pobreza.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 875 | Mitigar el riesgo de fraude es un desafío para las autoridades, la banca y los usuarios

La tipología del fraude que afecta al sector bancario y a sus clientes va desde el fleteo y el taquillazo hasta complejos delitos informáticos. Cualquiera que sea la modalidad, las investigaciones han demostrado que detrás del acto delictivo se encuentran complejas estructuras delincuenciales, cuya principal motivación es apoderarse de los recursos de la víctima.

Las estrategias de mitigación del riesgo de fraude deben estar centradas en la implementación de herramientas y medidas de control, el cambio en el comportamiento por parte de los clientes y usuarios, el trabajo conjunto de todos los actores y el fortalecimiento de las labores de investigación y judicialización.

En cuanto a la primera estrategia, los bancos trabajan continuamente en la investigación, desarrollo e implementación de nuevas herramientas y procedimientos que mejoren la autenticación de los usuarios y que contribuyan a la prevención del fraude. Sin embargo, debido a que las herramientas de mitigación tienen unos costos importantes y que en ocasiones hacen más complejo el proceso de realizar una operación financiera, el reto más importante está centrado en lograr un equilibrio entre la ampliación y profundización de las transacciones financieras y las medidas para fortalecer la seguridad en ellas.

Frente a las costumbres seguras, es importante que los ciudadanos entiendan que la utilización de medios de pago o de canales ofrecidos por los bancos, requiere un cuidado especial por parte del cliente. Esto es un asunto de corresponsabilidad.

Por otra parte, se necesita un trabajo articulado entre los actores. Aun cuando en el imaginario colectivo una transacción financiera depende exclusivamente de la entidad bancaria, en la realidad están involucrados varios actores. Sin duda, cada uno desde su lugar puede aportar en la implementación de acciones para mitigar el riesgo de fraude. Surge la necesidad de coordinar mesas interinstitucionales con los reguladores y los actores involucrados para ayudar en el diseño y ejecución de acciones adecuadas para enfrentar los desafíos en el origen y la materialización del fraude financiero.

Por último, es imperativo avanzar en el fortalecimiento de las acciones judiciales en contra de los delincuentes que están detrás de las defraudaciones a la banca y sus clientes. La sanción eficiente por parte de la justicia es necesaria para desestimular la aparición de más delincuencia alrededor de estas modalidades. Mientras no existan castigos ejemplares, el potencial delincuente no va a percibir suficientes riesgos para desistir de realizar la acción ilegal.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 874 | El Indicador Bancario de Referencia (IBR)

En los países que tienen mercados financieros profundos y líquidos, las tasas de interés se constituyen en elementos esenciales que determinan las decisiones de inversión o financiación de los agentes, puesto que a través de ellas se mide el costo del dinero en la economía. Estos indicadores son los cimientos para el correcto desarrollo del mercado de valores, debido a la influencia que tienen sobre los mercados de bonos y de derivados.

El relanzamiento del IBR el primero de agosto de 2012 es la respuesta de los principales actores del sistema financiero a adecuar el indicador a los más altos estándares de gobierno, y permitirle al mercado de dinero contar con una tasa que refleje adecuadamente sus condiciones de oferta y demanda.

Este cambio busca que el indicador se posicione como la medida de las condiciones de liquidez en el corto plazo y como una alternativa a la DTF. No en vano, se han logrado indexar una gran cantidad de recursos y lograr que se desarrolle un mercado de derivados estandarizado y OTC (Over the Counter), cuya tasa de referencia es el IBR.

El esquema de formación del IBR tiene ventajas, respecto a esquemas como el de la Libor, debido a que los bancos participantes comprometen recursos en los diferentes plazos. Esto obliga a las entidades a reportar las tasas que efectivamente son utilizadas para realizar sus operaciones en el mercado o para desarrollar estrategias de cubrimiento, entre otras.

Asimismo, es poco probable que en la formación de este indicador se presenten manipulaciones por conductas inapropiadas de los participantes del mercado, con lo cual el IBR se constituye en una tasa de referencia que genera confianza en los inversionistas que empiezan a utilizarlo en sus portafolios de inversión.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Page 30 of 51« First...1020...2829303132...4050...Last »