La publicación más importante de nuestra Asociación

La semana económica divulga el punto de vista gremial sobre la coyuntura económica y financiera internacional y doméstica, las políticas públicas, regulación y supervisión sectorial y sus efectos en la economía, los mercados y el sistema financiero.

Edición 1074 | La banca digital: estrategia clave para impulsar la inclusión financiera

Sin-título-2

  • Cumplir la meta establecida en el Plan Nacional de Desarrollo de lograr que en 2018 el 84% de la población adulta tenga al menos un producto financiero, requiere incluir financieramente a 3,4 millones de personas en los dos años siguientes. Estas personas, en su mayoría hacen parte de los estratos socioeconómicos 1 (entre 0,3 y 0,9 millones), 2 (entre 0,4 y 1,2 millones) y 3 (entre 1,2 y 2,7 millones), quienes requieren productos y servicios financieros costo-eficientes que las innovaciones tecnológicas prometen.
  • La banca digital es un aliado estratégico para lograr una mayor inclusión financiera, al ofrecer acceso omnipresente, bajos costos, altos niveles de seguridad y mejoras en la productividad. Vale la pena decir que la tecnología no solo significa nuevos productos o servicios; también implica el mejoramiento y/o transformación de canales y productos existentes.
  • Lograr que se concreten las oportunidades que promete la banca digital plantea retos claves para articular los aportes de los actores involucrados. En primer lugar, es clave que el sector público garantice que la regulación mantenga un balance entre los nuevos requerimientos del mercado, la estabilidad del sistema y la protección a los consumidores. En particular, es fundamental asegurar los principios de internet abierto y de neutralidad de la red para las aplicaciones del sistema. La banca tradicional y los nuevos jugadores, por su parte, se enfrentan al desafío de innovar competitivamente y establecer asociaciones constructivas que permitan la creación de soluciones interoperables que faciliten el uso entre los consumidores. Asimismo, deben prepararse para responder a la nueva demanda de manera eficiente, pues los nuevos nativos digitales serán los consumidores del futuro.
  • Llenar los vacíos en materia de educación finaanciera y superar ciertos miedos respecto al uso de la tecnología en sus productos financieros es también crucial para alcanzar las metas trazadas. Según una investigación de la Comisión de Regulación de las Comunicaciones, en 2015 solo el 12% de los consumidores realizaron transacciones bancarias desde su celular. Avanzar en todos estos frentes luce imperativo si queremos darle celeridad a la inclusión financiera.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1073 | Crecimiento económico en Colombia: ¿qué nos dejó 2016 y qué podemos esperar para 2017?

CRECIMIENTO ECONOMICO

• Sin lugar a dudas, 2016 será recordado como uno de los años más complejos y desafiantes para la economía colombiana no solo por los fuertes choques que experimentó la actividad productiva durante este periodo sino por los drásticos ajustes que se tuvieron que llevar a cabo para que la economía pudiera adaptarse a las nuevas condiciones económicas. Como consecuencia de ello, la economía habría crecido cerca de un 1,8% real en el consolidado del año, la cifra más baja desde 2009.

• Tras los ajustes llevados a cabo durante 2016, esperamos que este año la economía empiece a mostrar señales de recuperación. Bien hay que señalar que con la reciente aprobación de la Reforma Tributaria el país evitó asumir una serie de costos que seguramente superarían con creces aquellos que se derivan de la reforma, al menos en el corto plazo. En tal sentido, si bien existen efectos virtuosos en el terreno fiscal y efectos favorables en materia de actividad económica en el mediano plazo, lo cierto es que en el corto plazo la Reforma Tributaria generará costos sobre la dinámica productiva del país. Nuestras estimaciones indican que, en efecto, la reciente Reforma Tributaria desaceleraría en cerca de 0,3 puntos porcentuales el crecimiento del PIB durante 2017.

• Con base en nuestro modelo de consistencia macroeconómica, esperamos un crecimiento económico cercano al 2,3% real en 2017. Estimamos que los sectores que impulsarán la recuperación a lo largo del año serán la construcción, el sector de establecimientos financieros y el sector agropecuario, mientras que la actividad mineroenergética mantendría un débil desempeño. Con excepción del consumo de los hogares, que tendería a desacelerarse levemente frente a 2016, la mayoría de los componentes de la demanda agregada exhibirían una recuperación de manera progresiva y moderada como respuesta al lento proceso de ajuste tras los choques adversos del periodo 2015-2016.

• A nivel externo, la incertidumbre sobre hasta qué punto se materializarán las políticas proteccionistas frente al comercio internacional y su incidencia sobre la actividad económica mundial, continuará alimentando el escenario de riesgos. Si bien esperamos una recuperación económica en Estados Unidos y un mejor desempeño en América Latina, las perspectivas sobre la economía de Europa y China no son tan favorables y es posible que continúen desacelerándose.

• A nivel interno, (i) el ritmo de corrección en la senda de inflación y por consiguiente el manejo de la política monetaria, (ii) la normalización en las condiciones climatológicas, (iii) los efectos de corto plazo de la Reforma Tributaria sobre los precios y la actividad productiva, y (iv) el grado de avance de los grandes proyectos de infraestructura, serán los principales factores a considerar durante este año en materia de crecimiento económico. Estos elementos demandarán, por supuesto, de una asertiva coordinación entre las autoridades económicas en el propósito de dinamizar el proceso de recuperación.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1072 | Esquemas de arrendamiento: complemento a la financiación de vivienda

shutterstock_388494478

• El buen desempeño de las diferentes variables del sector de vivienda en dimensiones como la producción, comercialización y financiación sigue contribuyendo favorablemente al desarrollo económico y social del país. Sin embargo, si bien algunas de estas variables se han mantenido en máximos históricos, el nivel de profundización hipotecaria se mantiene rezagado con respecto a países de similar grado de desarrollo.

• La imposibilidad de los hogares de bajos ingresos e informales para demostrar la estabilidad y cuantía de sus ingresos es la principal barrera que estos enfrentan para acceder a la financiación de vivienda.

• El esquema de Arrendamiento con Opción de Compra (ACOC), en conjunto con los subsidios gubernamentales, complementaría la financiación de vivienda, permitiendo que los hogares que actualmente no se encuentran dentro del mercado hipotecario puedan acceder a este, mediante el pago de un arrendamiento formal. Un mecanismo mediante el cual se podría conocer los hábitos de pago del hogar, de manera que al cabo de un corto periodo de tiempo, estos puedan tomar la opción de compra de vivienda con un crédito hipotecario.

• La viabilidad del Esquema de Arrendamiento con Opción de Compra depende de la coordinación de diferentes actores: hogares, Gobierno Nacional, inversionistas y entidades financieras. De igual forma, la implementación de este mecanismo depende además de la adecuada mitigación y administración de riesgos como la vacancia, el impago y aquellos riesgos que afecten la posibilidad de que el hogar ejerza la opción de compra.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1071 | Manejo de situaciones de crisis: aunque se espera que nunca ocurran, hay que estar preparados

businessman building financial pyramid from euro money

 

• Así como las personas debemos estar preparadas ante un evento catastrófico, las organizaciones deben contar con planes para gestionar todas aquellas situaciones de crisis que afecten potencialmente la prestación de sus servicios parcial o totalmente. En este sentido, todas las instituciones, independientemente del sector, deben contar con un Plan de Continuidad del Negocio (BCP) en el que se identifiquen los potenciales riesgos a los que se ve expuesta su operación y establecer protocolos de actuación ante la materialización de los mismos.

• Las entidades del sector financiero, particularmente los bancos, cuentan con robustos Planes de Continuidad del Negocio, que además de ser puestos a prueba de manera frecuente, también permiten la revisión de los protocolos de actuación ante un evento de crisis de sus proveedores críticos y son retroalimentados constantemente.

• Sin embargo, los últimos casos de eventos de crisis de gran dimensión han mostrado que, para atender las necesidades de la población, puntualmente en materia de provisión de efectivo y más allá de los planes de continuidad con los que cuenta cada entidad, se hacen necesarias estrategias de actuación que involucren a todo el sector financiero.

• Es por esto que es importante ir involucrando en los protocolos de gestión gremial a múltiples actores que son fundamentales ante una situación de crisis, pues estos pueden resultar de gran apoyo ante una situación de esta naturaleza. De igual forma, más allá de establecer instancias de coordinación gremial, es primordial avanzar en la definición de protocolos de actuación y de coordinación frente a un incidente de alto impacto.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1070| Programas de Educación Financiera en Latinoamérica: un énfasis en el caso colombiano

Businessman Calculating Financial Expenses

• La educación financiera es una herramienta fundamental para el desarrollo de un país, en la medida en que redunda en la formación de personas con capacidades y competencias para tomar decisiones asertivas frente a sus finanzas personales, consiguiendo así mejorar su calidad de vida. Por el contrario, su ausencia propicia crisis económicas, tal como se evidenció en la crisis financiera de 2008.

• En América Latina se evidencia un rezago en temas de educación financiera básica, lo cual se hace evidente en el hecho de que conceptos como inflación, tasa de interés y relación entre riesgo y rentabilidad no son entendidos por una gran proporción de la población1 , lo que dificulta la correcta inclusión financiera, desperdiciando así su potencial transformador en términos de reducción de la pobreza y la desigualdad.

• En el caso colombiano, la Ley 1328 de 2009 obliga a todas las entidades vigiladas, así como a organismos de auto regulación, a “procurar” una adecuada educación de los consumidores financieros respecto a los productos y servicios financieros, y les da vía libre para implementar las estrategias y programas que consideren convenientes. Una ventaja de esta flexibilidad es que los programas e iniciativas se han conformado y estructurado de diferentes maneras, pero teniendo siempre como referencia el respeto por las buenas prácticas y las necesidades específicas de los públicos objetivo.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1069| Proyecto de Reforma Tributaria: costos para el sistema bancario y crediticio

Businessman with stock investment graph take profit

• Uno de los principales obstáculos en materia de competitividad empresarial en el país es la elevada carga tributaria que recae sobre las firmas formales, situación que se ha venido exacerbando desde la reforma tributaria de 2014. Sin lugar a dudas, la mayor carga que tienen que soportar las empresas se convierte en un claro impedimento para que Colombia pueda retomar de manera expedita el camino hacia sus niveles potenciales de crecimiento. Si bien el Proyecto de Ley de Reforma Tributaria que actualmente cursa en el Congreso busca equilibrar las cargas tributarias entre las personas naturales y las empresas, contiene elementos que podrían generar efectos negativos para el sector bancario y crediticio.

• Son varios los elementos por medio de los cuales el Proyecto de Ley de Reforma Tributaria puede incidir sobre el comportamiento del sector bancario y crediticio. Entre ellos se encuentran: i) el carácter permanente del GMF, ii) el posible incremento de la tributación por concepto del impuesto de renta, iii) el IVA a los servicios de las plataformas electrónicas, iv) el impacto del aumento del IVA sobre la compra de bienes y servicios que realiza el sector, v) el impuesto a los dividendos y vi) la tributación al financiamiento de la vivienda.

• El GMF es un impuesto que no fue creado para salvar a la banca privada y en la actualidad ésta no se beneficia de su recaudo, por el contrario, ha sido una fuente de costos para el sistema en diversos frentes. Entre los efectos nocivos de este impuesto se destacan: i) la desintermediación de la economía, ii) la presión sobre las tasas de interés, iii) el truncamiento de la profundización del crédito y iv) el menor dinamismo en el crecimiento económico. Efectos que se ha venido asumiendo el sistema crediticio por años como una importante cuota de sacrificio, en la medida que la situación fiscal y económica del país lo ha requerido.

• Algunas estimaciones preliminares que ha realizado la Asociación sobre el efecto que podría tener lo contemplado en el Proyecto de Ley en materia de impuesto de renta señalan que podrían darse aumentos en proporciones considerables sobre la carga tributaria del sector bancario y crediticio. En el caso de la economía digital, el IVA propuesto tiende a encarecer desproporcionalmente el acceso a servicios digitales, lo que desestimula el comercio electrónico y castiga de manera directa al usuario de tarjetas de crédito. Por su parte, el impuesto en la tarifa del IVA también impactaría negativamente la compra de bienes y servicios que realiza el sector. Adicionalmente, el impuesto sobre los dividendos golpearía la profundidad del mercado de capitales, lo que impactaría la mayor diversificación de fuentes de fondeo para el sector. Respecto a las medidas estipuladas que afectarían el financiamiento de la vivienda, la reducción en los incentivos para financiar vivienda de interés social y un límite nuevo a las rentas exentas para personas naturales, tendrían un impacto lesivo para apalancar y adquirir vivienda formal en estratos de ingresos bajos y medios.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1068| Competencia y eficiencia en el sector bancario colombiano

shutterstock_317935553

• Dado su papel en la intermediación de la liquidez y en el proceso de canalización del ahorro hacia la inversión, el correcto funcionamiento del sistema financiero es uno de los requisitos de mayor relevancia para alcanzar un crecimiento económico sostenido. Este adecuado funcionamiento pasa necesariamente por una mayor estabilidad, competencia y eficiencia. Sin embargo, aunque existe un relativo consenso sobre la estabilidad de las entidades bancarias en el país, las discusiones en materia de competencia y eficiencia continúan suscitando algunos debates.

• La literatura en materia de competencia y eficiencia de la Banca en Colombia ha perdido vigencia en la medida en que: i) no incorpora un análisis conjunto de eficiencia y competencia, ii) no tiene en cuenta los desarrollos que ha tenido el sector en los últimos años (a través de la multibanca, la banca móvil, los nuevos jugadores locales e internacionales, etc.), y iii) no incorpora los efectos regulatorios sobre la dinámica del sistema. Incluso, algunos de los diagnósticos recientes, como el realizado por la OCDE, han sido imprecisos, pues en sus análisis subsisten algunas de estas fallas.

• Conscientes de la necesidad de contar con un estudio riguroso, técnico y actualizado, Fedesarrollo, uno de los más importantes centros de investigación económica del país, asumió el reto y realizó uno de los estudios más rigurosos sobre competencia y eficiencia en el sistema financiero colombiano. Este estudio, que tuvo su génesis en el interés de la Asociación Bancaria de contar con un análisis vigente, técnico y riguroso en esta materia, busca reflejar las condiciones actuales del mercado y servir de base para la construcción de una hoja de ruta para el desarrollo óptimo del mercado financiero.

• Los hallazgos del estudio de Fedesarrollo relacionados con el nivel de competencia en el sector bancario señalan que la concentración aumentó durante la última década. Sin embargo, de acuerdo con el estudio, no es acertado asociar la concentración bancaria con los niveles de competencia, dada la débil relación que existe entre la concentración y la rentabilidad. En este escenario, el estudio analiza los niveles de competencia a través de indicadores no estructurales, en los que se observa directamente el comportamiento de las firmas en el mercado. Los resultados de dichos indicadores sugieren que el poder de mercado es relativamente bajo, por lo que la competencia en el sector se encuentra en niveles saludables.

• En materia de eficiencia, si bien ésta ha crecido durante los últimos años, existen múltiples oportunidades para seguir mejorando. Si bien una de las talanqueras en materia de eficiencia obedece a factores de entorno, como el marco regulatorio, dicho marco está diseñado con el loable propósito de preservar la estabilidad del sistema, de allí que las acciones encaminadas a mejorar la eficiencia a través de la regulación sean menores. Las medidas tendientes a aumentar la eficiencia deben estar particularmente lideradas por las entidades bancarias y no provenir de la regulación.

• De acuerdo con los hallazgos del estudio, los niveles de eficiencia de la Banca en Colombia se incrementarían a través de: i) una mayor inclusión financiera que permita una masificación de los productos y, por lo tanto, una mejor eficiencia en términos de costos y ii) una mayor diversificación de los productos (como ha venido sucediendo durante los últimos años), que permita una mayor utilización de los recursos comunes, con ganancias en eficiencia por economías de alcance. Las recomendaciones de este estudio son valiosas para la Asociación y aunque representan un llamado de atención acerca de las oportunidades de mejora, también son un parte de tranquilidad, pues tanto la inclusión como la diversificación han sido, son y serán dos de los ejes fundamentales sobre los cuales el sector espera consolidar su desarrollo en el largo plazo.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1067| Hacia la formalización del ahorro

shutterstock_322960622

• En medio de la coyuntura económica actual, el anhelado proceso de re-composición productiva, tan necesario para encaminar el crecimiento económico hacia sus potenciales, no ha sido inmediato. Existen, sin embargo, varias medidas que pueden reducir el periodo de transición: i)aumentar la provisión de bienes públicos encaminados a mejorar la productividad del país, como la construcción de infraestructura, vías terciarias, entreotras; ii)elevar la relación capital–trabajo en los sectores transables de baja tecnificación y; iii)ajustar la estructura tributaria del país de forma que garantice una mayor competitividad del sector productivo y resulte más favorable a la inversión.

• La mayor inversión que requiere el país debe estar sustentada en un mayor ahorro doméstico. No obstante, las perspectivas en materia de ahorro no son muy alentadoras. En efecto, la contracción esperada en el ahorro público no será compensada por el ahorro privado. De otro lado, dados los niveles actuales de déficit en cuenta corriente, el ahorro externo tampoco podrá seguir financiando los actuales niveles de inversión. En este escenario, el incremento en los niveles de ahorro doméstico luce apremiante.

• Los hábitos de ahorro de los colombianos son bastante ilustrativos. Encuestas recientes revelan que cerca del 63% de las personas ahorra en efectivo, un medio que impide la canalización de los recursos del ahorro hacia la inversión y aumenta el riesgo de hurto o pérdida para los ahorradores. Aunque en principio estos resultados lucen negativos, también constituyen una importante oportunidad para aumentar el ahorro que se transforma en inversión. También cabe resaltar que pese a la regulación y al alto riesgo que suponen estos mecanismos, el 4,9% recurre a las conocidas cadenas de ahorro.

• Formalizar el ahorro en Colombia es parte de las tareas pendientes. Sus beneficios en materia de reducción de la informalidad son importantes en la dinámica de la inversión. El ahorro formal, que se traduce en una fuente de información financiera, genera efectos virtuosos en materia de crédito. En efecto, la mayor información asociada a la formalidad le permite a las entidades bancarias incrementar el crédito en sectores antes poco visibles, profundiza el mercado de crédito, y contribuye al crecimiento y al desarrollo económico.

• Si bien el reto en el corto plazo consiste en el aumento del ahorro formal y en la reducción del informal, en el largo plazo el objetivo es lograr que tanto los hogares y las empresas, así como el Gobierno, aumenten sus tasas de ahorro, lo que permitirá incrementar la tasa de autofinanciamiento de la inversión nacional y reducir la dependencia al crédito externo.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1066| Los Fondos de Capital Privado y el Sector Bancario: un vínculo con gran potencial

shutterstock_374588734

• Los grandes retos a los que se enfrenta la economía colombiana en el corto, mediano y largo plazo exigen un sistema financiero más sólido y eficiente. El alcance de este propósito pasa necesariamente por una mayor consolidación de los vínculos entre los diferentes actores del sistema. La relación existente entre el sistema bancario y el mercado de capitales es, en este escenario, una de las sinergias con mayor potencial de generación de valor agregado, cuyo fortalecimiento luce imperativo para hacer más expedito el tránsito de recursos a través de los diversos vasos comunicantes y para que el sistema financiero pueda contribuir con mayor celeridad al desarrollo económico y social del país.

• Los Fondos de Capital Privado (FCP) son un vehículo de inversión que, aunque enmarcado en el mercado de capitales, se complementa de manera importante con el sector bancario. Más allá de ofrecerles financiamiento a las empresas, los FCP desempeñan un rol importante en el fortalecimiento de las firmas, ayudándolas a mejorar sus estándares de gobierno corporativo y sus prácticas empresariales, lo que se traduce en una mayor generación de valor agregado y en menores niveles de riesgo para las entidades bancarias.

• Desde su establecimiento en el país en 2005, la industria de Fondos de Capital Privado ha registrado crecimientos notables en el número de fondos, de gestores profesionales y en el capital invertido. Así, mientras en 2005 existían únicamente dos (2) gestores profesionales en el país, en la actualidad hay cerca de cincuenta y cinco (55). A su vez, la cantidad de fondos pasó de dos (2) a ochenta y siete (87). De hecho, desde su establecimiento en Colombia hasta 2015 ya se habían invertido cerca de US$ 6.700 millones en estos fondos.

• En esta Semana Económica se analiza el desarrollo de los Fondos de Capital Privado en Colombia y su relación con el sector bancario. Dentro de los efectos virtuosos sobre este último, los fondos de capital privado permiten que, bajo criterios de gobierno corporativo y afianzamiento de la gestión empresarial, las firmas optimicen su gestión financiera y cumplan de una mejor manera sus obligaciones con las entidades crediticias.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1065| Pilotos de Innovación Financiera: una instancia de diálogo sectorial

shutterstock_272489498

 

• El Protocolo Verde es un acuerdo histórico para avanzar en la conservación del medio ambiente, así como en el desarrollo sostenible. Representa además un importante avance del gremio en materia de estrategias y directrices para que las entidades financieras agreguen a su portafolio líneas de crédito y/o inversión que mejoren la calidad de vida de la población y promuevan el uso sostenible de los recursos naturales.

• A través del Comité de Protocolo Verde se está trabajando el proyecto “Pilotos de Innovación Financiera”, con el fin de generar esquemas innovadores que puedan aprovechar oportunidades de negocio e inversión sostenibles. Se denominan “pilotos” porque se espera que a partir de estos casos particulares se puedan extraer lecciones y posteriormente establecer modelos que puedan guiar el ejercicio de formulación de política pública y regulación, así como el diseño de instrumentos, productos y servicios financieros para lograr la sostenibilidad.

• Los “Pilotos de Innovación Financiera” están compuestos por cinco fases: i) análisis sectorial, en el cual se describe el contexto general de los sectores, ii) desarrollo de un portafolio de mecanismos y priorización de los mismos, iii) diseño de los pilotos de innovación financiera como un esquema de colaboración público privado, iv) implementación y v) socialización, en la cual se divulgan los resultados.

• Se espera que en el marco del proyecto se seleccionen varios pilotos que cumplan criterios ya definidos: i) alineación con la política nacional, ii) alineación con el sector financiero colombiano, iii) criterios técnicos, iv) sostenibilidad del mecanismo y v) cobeneficios, para que a partir de estos se puedan extraer lecciones aprendidas y posteriormente replicar el modelo en los diferentes sectores del país.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Page 1 of 3812345...102030...Last »