Los patrones financieros de los millennials

patrones financieros de los millennials

Los avances tecnológicos cambian constantemente la forma como interactuamos con las empresas, este efecto se siente con más fuerza en los millennials, (nacidos entre 1.981 y el 2.000), este grupo ha tomado mayor relevancia para la economía global y no es de extrañar, pues se estima que el 30% de la población mundial pertenece a esta generación y hoy en día son los más representativos dentro de la fuerza laboral.

Es por esto, que el sector financiero enfoca gran parte sus esfuerzos en la renovación y adaptación del portafolio de productos y servicios de forma constante, buscando así, generar un mejor servicio para la generación en la que “personalizable y practico” se ha convertido en toda una religión.

La relación de los millennials con el mercado financiero

El vínculo de este segmento de la población con los bancos es, en su mayoría, a través de medios virtuales. De acuerdo con Transunion[1], empresa estadounidense de informes de crédito, las aplicaciones móviles son el vínculo más común entre las entidades financieras y los jóvenes, ya que por este medio logran administrar sus finanzas, ahorrar y realizar la mayoría de sus transacciones.

Lo anterior, explica en gran medida las necesidades de los millennials, pues estos buscan en sus productos y servicios financieros elementos como:

  • Personalización.
  • Comodidad.
  • Flexibilidad.
  • Personalización.

Estas características, sin duda, deben ser incorporadas en el diseño de nuevas estrategias empresariales que busquen generar una oferta de valor atractiva para esta generación.

¿Cómo usan las finanzas?

Si bien, los canales de comunicación entre las personas y las entidades financieras han cambiado, los productos financieros que estas obtienen siguen siendo tradicionales en su mayoría. El principal producto adquirido por los millennials, es el crédito de consumo con un peso del 36%, seguido por el crédito de vivienda con un 35% y, en cuanto al ahorro, se ha podido establecer que cerca del 17% de sus ingresos se destinan a este fin. Cabe resaltar, que, aunque son considerados productos tradicionales, han evolucionado para ser más eficientes, es posible obtener un crédito en menos de un día o abrir una cuenta de ahorros solo con el número de celular, y todo esto sin necesidad de acercarse a una sucursal física del banco.

El atractivo de las ciudades para los millennials

La movilidad para esta población es fundamental en su búsqueda de una mejor calidad de vida, en este sentido, es de esperar que un usuario millennial pondere en gran medida los beneficios en cuanto a las oportunidades que encuentre en su lugar de destino. Aspectos como:

  1. Ecosistema de los negocios para determinar si hay ofertas de trabajo u oportunidades de emprendimiento.
  2. Nivel de vida y la oferta de servicios esenciales.
  3. Nivel de tolerancia.
  4. Variedad de actividades para la diversión

Teniendo estos aspectos en cuenta, ciudades como Berlín, Montreal, Londres, Ámsterdam y Toronto ocupan los primeros 5 puestos en el ranking de las ciudades más apetecidas por los Millennials; como dato curioso las ciudades de Bogotá y Medellín ocupan el puesto 40 y 54 entre las 110 ciudades analizadas[1].

[1] TransUnion. (2017). “Decoding Millennial financial health. Generation revealed”. Obtenido en: https://www.transunion.com/resources/transunion/doc/linkedin/TransUnion-Millennial-Study-Campaign-Report-2017.pdf 3

En conclusión

Para atraer a los millennials se requiere de un proceso de estrategias y desarrollos propios en el sector empresarial, buscando de esta forma atender las necesidades de la generación que está cambiando al mundo y que también determinará dinámicas económicas, financieras, sociales y culturales. En específico, para el caso colombiano se requieren avances sobre el grado de adaptación en la infraestructura y en las condiciones que determinan la competitividad en este mundo digitalizado (Acceso a internet y proliferación de tecnologías).