7768_121029_1Muchos mitos giran alrededor del uso del crédito y de las facilidades que ofrecen las personas cuando lo necesitan, y lo cierto es que aunque ayudan a financiar ciertas cosas que se tienen al pendiente por falta de recursos, éste debe tomarse como una deuda más. 

¿Mito o realidad?

– Es verdadero que… si adquirió un crédito para invertir o financiar en un negocio, éste debe ser pagado en su totalidad, de acuerdo a las condiciones pactadas con su entidad financiera, así el negocio tenga dificultades económicas.

– Es falso que… Si un ladrón le roba todo su dinero, no tiene que devolver el préstamo. Recuerde que la seguridad depende de las precauciones que usted tome.

– Es verdadero que… El dejar de pagar las cuotas que se acordaron desde un comienzo, hará que su entidad financiera aumente los intereses por mora. En caso que no se llegue a un acuerdo de pago, se expondrá a ser reportado ante las centrales de riesgo

.- Es falso que…La cantidad de dinero que pida prestado NO dependa de sus ingresos.

– Es verdadero que… Un préstamo puede ayudarlo a iniciar o expandir un negocio cuando no se tiene dinero suficiente para hacerlo.

– Es falso que… Si antes de que termine el contrato que tiene con el banco usted ya tiene el dinero para cancelar la deuda, no pueda pagar porque le genera multas. 

Al solicitar un crédito:

– Infórmese sobre los productos que le ofrece su entidad financiera y escoja el que más se ajuste a su necesidad.

Recuerde que un crédito de consumo es para quienes necesitan dinero a corto o mediano plazo, para adquirir bienes o cubrir el pago de servicios; el crédito hipotecario se usa para financiar la adquisición de una propiedad; el comercial es útil para que las empresas financien la adquisición de sus bienes o las deudas y para el pago de servicios; y el microcrédito está diseñado para que las microempresas consoliden sus negocios.

– Antes de dar por firmada la solicitud de un crédito, tenga presente los cargos a los que se verá expuesto por un posible incumplimiento en el pago del crédito.

– Consulte con los funcionarios de su entidad los canales de pago que tendría y verifique si éstos se ajustan a su perfil económico.

– Pregunte por los beneficios adicionales los que se haría acreedor por haber obtenido este crédito con la entidad financiera.

– Aclare los costos que deberá asumir al solicitar el crédito, y cuánto es el tiempo para saber un resultado positivo o negativo en cuanto a la aprobación del mismo. 

Cuatro señales básicas que alertan que un crédito se le salió de las manos:

1. No tiene claro el monto total que debe.

2. Para usted es normal que se atrase en el pago de las cuotas.

3. Sólo realiza pagos parciales de la deuda.

4. Continúa solicitando y aceptando tarjetas de crédito y otros productos financieros.

 

 

Artículos recientes