Oportunidades y retos de la industria Fintech para la inclusión financiera - Asobancaria

Edición 1027 | Oportunidades y retos de la Industria Fintech para la Inclusión Financiera

El uso de las tecnologías genera eficiencias en la industria financiera y particularmente facilita el acceso a los servicios financieros. Es primordial el aprovechamiento y mejoramiento de la tecnología existente para la prestación de los servicios financieros, así como el desarrollo de la innovación en esta industria.

Para que la innovación en el mercado financiero sea exitosa, en particular la innovación en pagos electrónicos, es fundamental que la tecnología utilizada sea escalable, que el modelo de negocio sea sostenible y que el desarrollo sea adaptable en varios mercados o segmentos de estos.

En los últimos años las Financial technologies (Fintech) han rediseñado la industria y han ofrecido alternativas eficientes a requerimientos específicos del mercado, retando en innovación, eficiencia y competitividad a los actores tradicionales, logrando ofrecer productos y servicios más rápidos, eficientes y accesibles.

La disminución en costos de procesamiento, almacenamiento y operación y las nuevas formas de determinar la identidad o la capacidad de crédito de los clientes son características claves que han permitido a las Fintech contribuir a los propósitos de inclusión financiera de cada país.

La coinnovación, entendida como la colaboración e inversión en Fintech, es necesaria para que los bancos agilicen sus estructuras y desarrollen una cultura empresarial de atención integral a las necesidades de sus clientes. El sector financiero y el Gobierno Nacional deben aunar esfuerzos para mejorar el porcentaje de inversión en innovación en el país y fomentar iniciativas particulares que permitan el desarrollo de las Fintech en Colombia.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1026 | Perspectivas económicas 2016 – 2017

Aunque hasta el mes de marzo se conocerá cuánto creció la economía colombiana en 2015, los estimativos realizados al interior de Asobancaria apuntan a que el PIB creció 2,9% real. Los sectores con mayor dinamismo habrían sido construcción, comercio y establecimientos financieros, actividades que muy probablemente crecieron por encima del 4,0%.

Con base en los resultados del modelo de consistencia de Asobancaria y los análisis realizados respecto al panorama macroeconómico para este y el próximo año, los nuevos estimativos nos hablan de un crecimiento de 2,6% para 2016, con un repunte en 2017 hacia niveles de 3,7%. La incertidumbre sobre la cotización de los precios del petróleo, la reducción de las inversiones en el sector petrolero, el estrecho margen fiscal del gobierno por cuenta de la disminución de la renta petrolera, los incrementos en las tasas de interés y la continuidad e intensidad del fenómeno de “El Niño” durante la primera parte de 2016 se constituyen como los principales factores de ajuste en la dinámica interna.

La reapertura de la Refinería de Ecopetrol, el PIPE 2.0, las inversiones en los proyectos 4G y una mejor posición competitiva por cuenta de la devaluación del tipo de cambio para los bienes no tradicionales mitigarán en buena parte una mayor desaceleración del crecimiento del PIB durante este año. El efecto conjunto de estos aspectos positivos evitará que la economía crezca por debajo de 2.0% en 2016.

En Asobancaria esperamos que en 2017 el PIB se dinamice, pero con ritmos de crecimiento aún por debajo del potencial. La aceleración en las inversiones 4G, la continuidad del PIPE 2.0, un ambiente de menores presiones en las tasas de interés y una recuperación moderada de la economía de Estados Unidos y de los precios de los commodities apoyaran dicha reactivación.

Los años 2016 y 2017 no serán años fáciles, serán años de enormes retos en materia económica y social, pero de la asertividad de las políticas y de su exitosa ejecución dependerá el porvenir y el bienestar de los próximos años.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO