Edición 786 | Emisión de deuda versus colocación de cartera

Durante los dos últimos años el mercado colombiano ha sido testigo del proceso de crecimiento, desarrollo y consolidación que ha vivido la deuda privada (bonos corporativos), que históricamente se caracterizaba por tener una penetración baja. Este proceso no sólo ha ampliado el espectro de oportunidades de inversión en el mercado financiero, sino que también ha permitido que el mercado de bonos se posicione como una fuente importante de financiación de recursos.

Al comparar el comportamiento de la deuda corporativa y la cartera comercial durante el periodo comprendido entre 2008 y 2010, pareciera haber una relación negativa entre ambas fuentes de financiamiento. Esto lo demuestra la tendencia negativa de la tasa de crecimiento de los créditos y la pronunciada fase expansiva de las emisiones de bonos de deuda privada durante el 2009.

Una posible explicación de la preferencia de deuda sobre créditos durante el 2009, puede ser por la combinación de dos situaciones, primero, beneficio en tasas y segundo, optimización del financiamiento, es decir, que las entidades hayan visto en la emisión de deuda de largo plazo la oportunidad de dejar de lado el rollover de crédito.

Sin embargo, los datos de los últimos años muestran que el efecto sustitución no es totalmente directo, especialmente por la divergencia en plazos. Los bonos se concentran en el largo plazo mientras que la cartera en el corto. Así las cosas, el deudor puede diversificar o elegir su fuente de financiamiento usando como criterio el tipo o plazo de su obligación. O tiene la opción de usar ambas fuentes simultáneamente, después de todo, ésto se puede seguir dando gracias a la diferencia en la estructura de fondeo que tiene cada mercado.

En cualquier caso el potencial del mercado de deuda privada debe seguir siendo explotado. Mientras el mercado de valores sea subvalorado como fuente de financiamiento y de inversión, y por lo tanto su promoción solo sea tarea de unos pocos, el mercado colombiano permanecerá conservador, poco novedoso y con escazas herramientas capaces de responder a las necesidades del sector empresarial del país.

DESCARGAr PDF COMPLETO

 

Artículos Relacionados