¿Qué es el interés?


39359184_ml_queeselinteres_destacada

Cuando usted cede temporalmente la posesión de su dinero espera ser compensado por los riesgos que asume, como por ejemplo que se demoren en pagarle o que no le paguen, o que cuando le devuelvan su dinero ya no le alcance para comprar lo que podía comprar con este cuando lo prestó. Es por ello que se debe pagar un precio por tener dinero ajeno, a este precio se le denomina “interés”.

Podemos calcular el interés como la diferencia entre el valor inicial cedido y el valor final del mismo capital, transcurrido el lapso en el que éste es cedido, prestado o tomado a préstamo, si por ejemplo prestamos 100.000 pesos y al final del préstamo nos devuelven 110.000 pesos; significa que nos han pagado 10.000 pesos por haber cedido la posesión del dinero.

En nuestra relación con el sistema financiero nos podemos encontrar con dos situaciones. Por una parte existen productos para ahorrar o invertir, en estos productos es usted quien sede la posesión del dinero por lo que le deben pagar intereses por el uso de su capital. La otra situación es aquella en la que usted pide prestado dinero ajeno; es decir, hace uso de algún producto de crédito, en este caso es usted quien debe pagar interés por usar dinero ajeno.

Existen dos formas de calcular intereses de forma simple y compuesta:

  Interés simple Interés compuesto
Productos de ahorro e inversión

Cuando se vence el plazo para que le paguen los intereses, se retiran los intereses y se deja el capital inicial por otro periodo igual para que se vuelva a obtener la misma cantidad de intereses recibida del periodo anterior.

Cuando se cumple el periodo para pagar los intereses pactados, estos rendimientos no se retiran y se suman al capital inicial; es decir, se pagan rendimientos sobre los rendimientos generados.
Productos de crédito Los intereses de su deuda siempre se calculan sobre el monto que usted ha pedido prestado.

Los intereses de cada periodo se calculan sumando el capital adeudado más los intereses generados en periodos pasados; es decir, se pagan intereses sobre los intereses generados.

La mayoría de productos financieros pagan y cobran con intereses compuestos, esto significa que genera más rendimiento (en el caso de ahorros e inversión), y resulta más costoso (en el caso del crédito).

  Interés simple Interés compuesto
Monto inicial 10’000.000 10’000.000
Tasa de Interés 5% 5%
Plazo 5 años 5 años
Total intereses $2.500.000 2’762.815,63