Por una vejez tranquila


39422387_ml_bannerhome¿Alguna vez se ha imaginado cómo vivirá su vejez? Más allá de pensar en cómo lucirá con unos cuantos años de más, ¿ha pensado en la calidad de vida que tendrá en esa etapa de su vida? Para responder de manera positiva a esta pregunta, es importante que desde ya empiece a cultivar la sana costumbre del ahorro. Le contamos cómo puede hacerlo.

 

El sistema pensional de nuestro país es cada vez más complejo, por ende, si las personas quieren disfrutar de una vejez tranquila y con una solidez financiera es necesario adelantarse y planear hasta el más mínimo detalle, antes de que lleguen esos años, la calidad de nuestra vejez depende en gran medida de las decisiones financieras que tomemos en nuestra juventud.

La cultura de aportar solo lo obligatorio puede llevarnos a una jubilación con muchas necesidades, existen alternativas para que voluntariamente se ahorre una parte adicional de los ingresos en fondos de jubilación, de esta forma podrá se podrá gozar de un ingreso mayor a la hora de retirarse, o bien hacerlo de forma anticipada (esta última opción solo está disponible en los fondos privados de jubilación).

En muchas ocasiones el ingreso que se recibe por parte de los fondos de pensiones es apenas el necesario para vivir, por ello es recomendable complementar nuestros ingresos con inversiones que nos generen un margen de rentabilidad mayor. El sistema financiero ofrece una gran variedad de formas de inversión, de esta manera, no solo vivirá con la pensión que tan arduamente ha logrado acumular, sino que podrá disfrutar de los beneficios de sus buenas inversiones.

La decisión está en sus manos
No importa si su ingreso es alto o moderado, lo importante es destinar un porcentaje de su ingreso mensual para ahorrar e invertir. Recuerde que lo que está en “juego” será su estabilidad en el futuro.

-Ahorre mínimo 10% de sus ingresos mensuales. Si usted destina este porcentaje durante 10, 15 o 20 años, podrá generar muy buenos rendimientos para su retiro en la vejez.

-Algunas entidades financieras ofrecen productos diseñados específicamente para complementar los ingresos pensionales, esto se realiza a través de un ahorro periódico. Además, el rendimiento de este tipo de productos nos permite recibir beneficios tributarios.

-Abrir una cuenta de ahorro programado también es una muy buena opción para acumular el capital necesario para realizar inversiones.

-Otra alternativa es después de tener cierta cantidad de dinero, es invertirlo en un CDT o consultar con expertos del sector financiero, para determinar los productos como Bonos, Acciones y TES que se ajustan a sus objetivos, perfil y plazo de inversión.