Necesidades y deseos


16865600_ml_necesidadesydeseos

La planeación financiera personal y familiar le ayudará a fijar metas, formular un plan de acción que le permita cumplir lo que se ha propuesto y hacer previsiones para el mañana, a través de hábitos de ahorro, de un proyecto de endeudamiento, y de la priorización de gastos. Parte fundamental de la priorización de gastos es aprender a distinguir entre un deseo y una necesidad. Saber Más, Ser Más le ayuda con esta tarea:

Las necesidades son gastos indispensables para vivir, es decir, no se pueden negociar, ignorar ni aplazar; entre estas se encuentran la alimentación, la vivienda, las comidas y la ropa. Dependiendo de la etapa de la vida en la que se encuentre, van apareciendo distintas necesidades, por ejemplo, cuando niños pensamos que no podemos vivir sin una bicicleta o un juguete, cuando jóvenes sin ir a la universidad y cuando adultos sin un carro propio.

La clave es definir cuánto está dispuesto a pagar para satisfacer las necesidades que tiene; para esto tenga en cuenta el dinero que realmente tiene disponible y el beneficio que cada cosa le genere. Sin embargo, no todos los gastos que usted hace a diario satisfacen una necesidad, normalmente, las personas destinan una suma significativa de sus ingresos a pagar gastos discrecionales que simplemente se destinan a algo que quieren, pero que no necesitan, como ir a cine o comprar el último computador, esto precisamente es lo que definimos como un deseo.

La necesidad en algún momento se puede transformar en deseo; esto sucede cuando queremos cosas específicas para satisfacer la necesidad. Por ejemplo, cuando un individuo tiene hambre puede satisfacer esa necesidad comiendo cualquier cosa, pero es deseo cuando quiere comer una pizza. Es decir, este sujeto necesita comer, pero desea una pizza.

Tenga en cuenta que esto no es una regla universal, cada quien debe identificar sus propios deseos y necesidades. Por ejemplo, un auto puede ser un deseo para una persona y una necesidad para otra que no tienen ningún otro medio de transporte cercano y eficiente.

Finalmente, es muy importante encontrar el equilibrio entre los deseos y las necesidades, porque si bien las necesidades siempre tienen prioridad, esto no significa que los deseos no tengan importancia; al contrario, la satisfacción de algunos deseos incluso puede ayudarnos a ser más felices y a sentirnos mejor con nuestra vida.

Diferencias clave entre deseo y necesidad: 

Los deseos son cosas que no son esenciales para la vida, pero las necesidades sí lo son.
Las necesidades se refieren a elementos sin los cuales no es posible la supervivencia o la calidad de vida, mientras que los deseos hacen referencia a cosas que queremos tener o alcanzar para sentirnos mejor.
Las necesidades son más importantes que los deseos.
Ejemplos de necesidades son comida, agua, vestimenta.
Ejemplos de deseos son un smartphone, ir a un restaurante e ir al cine.