Avances: solo para emergencias


avances para emergencias

Definimos un “avance” como la posibilidad de obtener dinero en efectivo a través del cupo aprobado en una tarjeta de crédito. Esta alternativa se convierte en un salvavidas para las personas que necesitan dinero con urgencia.

Aunque el procedimiento para adquirir esta obligación es fácil se aconseja recurrir a esta opción sólo cuando sea un caso estrictamente necesario, dado que:

  • La tasa de interés mensual por adelantos de efectivo suele estar por encima de otras posibilidades de financiación, como el crédito de vehículo o de libranza.
  • A diferencia de las compras donde usted decide el número de cuotas, los avances de efectivo fijan el pago a un determinado número de cuotas (de 6 a 36 meses) según la entidad financiera.
  • Los intereses en los avances empiezan a correr desde el día que se realizan.
  • Usualmente estas operaciones no permiten acumular puntos o millas en los programas de fidelización de las entidades financieras.

Realizar esta operación suele tener un costo (comisión) que depende del canal que haya escogido para retirar el dinero (internet, cajero automático u oficina) y las políticas de su entidad financiera. Consulte el costo de los avances en las distintas entidades financieras aquí.

Realizar avances para tapar otra deuda o porque se quedó sin dinero a mitad de la quincena son hábitos que salen costosos y que a largo plazo puede perjudicar sus finanzas. Teniendo en cuenta lo anterior, es recomendable que antes de elegir esta alternativa, evalúe cuidadosamente los pros, los contras, y el tipo de necesidad que tiene, si concluye que es necesario realizar el avance, lo mejor es que pague la deuda cuanto antes y replantee sus finanzas personales para no usar esta opción repetidamente.

Recuerde:  en la mayoría de ocasiones solo se puede retirar un porcentaje entre el 30% y el 70% de su cupo aprobado como avance en efectivo. Consulte con su entidad financiera cuál es su tope para avances.

¿Cómo realizo un avance?

Cada entidad tiene distintos canales habilitados para este proceso, sin embargo, el más usual es el cajero automático. A continuación, le explicamos el procedimiento desde este dispositivo:

  • Inserte su tarjeta de crédito
  • Marcar la opción que dice “avance”;
  • Digite su clave (siempre cubriendo el teclado)
  • Solicite el monto deseado (recuerde solo lo necesario para su emergencia).

Después de los anteriores pasos, el cajero dispensará el dinero solicitado.

 

EBOOK - 6 claves para mejorar sus finanzas