Instalándose en su nuevo hogar


42724110_ml_instalandoseensunuevohogar_grande

Planifique la mudanza

Una mudanza organizada es el primer paso para empezar bien. Por sencillos que parezcan, los siguientes consejos le ayudarán a evitar preocupaciones, haga clic para ver los consejos.

 Conozca el vecindario

Aunque lo haya hecho antes de comprar, recorra nuevamente en días y horarios diferentes los alrededores de la zona y ponga límites dentro de los cuales la familia se sienta segura.

Debemos ser parte activa de la vigilancia de nuestro conjunto o barrio, en la medida en que la vigilancia se multiplique por cada uno de los habitantes del sector, será casi imposible que ocurran robos o atracos.

Revise y proteja su vivienda

  • Elabore un directorio con los números de emergencia a: Policía, Junta de acción comunal, Cruz Roja, Empresa de Energía, Acueducto, Gas Natural, Ambulancias, hospitales, clínicas o centros médicos, electricista, plomero, cerrajero, etc.
  • Cambie las guardas de la puerta principal o instale cerraduras nuevas y accesorios de seguridad que considere necesarios. 
  • Revise los seguros de las ventanas, si es necesario coloque rejas o instale una alarma. 
  • Revise el estado de las instalaciones eléctricas y coordine el arreglo de las que presenten deterioro o riesgos de corto circuito. 
  • Revise las instalaciones hidráulicas los grifos no deben gotear, los sanitarios no deben generar problemas que incrementen el consumo de agua. 
  • Verifique que las instalaciones de gas estén bien y no se genere fuga de combustible. 
  • Si la vivienda es nueva y encuentra problemas estructurales, de terminados o instalación, solicite al vendedor la reparación de las fallas. Esta garantía, por lo general se extiende por un año. 
  • Compre un extintor de incendios como medida preventiva, colóquelo en un sitio de fácil acceso e informe a su familia sobre su ubicación y uso.
  • Conozca la ubicación de los registros de agua y gas, así como los tacos de energía eléctrica.

Seguros

Al adquirir un crédito hipotecario o leasing habitacional, obtiene una póliza de seguro de vida y otra de incendio y terremoto, si su presupuesto lo permite, considere la posibilidad de obtener un seguro del hogar, que proteja el contenido de la vivienda (muebles y enseres) en caso de robo o pérdida por incendio, terremoto o inundación.

El seguro del crédito hipotecario protege el inmueble si llegara a ocurrir un siniestro de incendio o terremoto, pero no responderá por el contenido que hay en él, ni tampoco por las zonas comunes como por ejemplo las escaleras, los corredores, los ascensores, los pasillos, la fachada, las zonas de parqueo. En este último caso, los copropietarios deben pensar en adquirir una póliza que cubra estas zonas, para que en el eventual caso de sismo, incendio, inundaciones o cualquier otro siniestro, se garantice el arreglo o la reconstrucción de las mismas.

 Decoración de la nueva vivienda

Seguramente tiene muchas ideas para decorar su hogar, pero debe ser prudente con los gastos. Elabore la lista de las mejoras que desea hacer, los muebles que le gustaría comprar y los accesorios de decoración de su agrado, enseguida, priorícelas por orden de necesidad y estime cuánto podrían costar, así podrá incluirlas en el presupuesto mensual.

 Inmuebles en Propiedad Horizontal

Cuando vamos a vivir en un inmueble de conjunto cerrado o edificio de apartamentos, viviremos y compartiremos en comunidad, tenga en cuenta lo siguiente:

  • La propiedad privada y áreas comunes bajo el régimen de propiedad horizontal, se presentan dos tipos de propiedades: la propiedad privada, que corresponde a su casa o apartamento y las áreas o zonas comunes que son las que comparte con todos los vecinos que también forman parte del conjunto habitacional, tales como las zonas de parqueo, el salón comunal, ascensores, escaleras, alumbrado de la copropiedad, las zonas de recreación o zonas verdes, entre otras.
  • El pago de la cuota de administración. Todos los propietarios deben conservar y mantener en buen estado las áreas y bienes comunes. Por ello es importante el pago puntual de los servicios compartidos, que se pagan con el dinero recaudado con la cuota de administración. Siempre mantenga al día los pagos de la administración. 
  • Pagos adicionales. Se pueden presentar gastos imprevistos como por ejemplo la pintura general del conjunto, la remodelación de un salón comunal, reparación o cambio de tanques de agua, etc., estos gastos son autorizados en las reuniones de copropietarios y son de carácter obligatorio, pues buscan el beneficio general de la comunidad. Los valores, periodicidad, recaudo y forma de pago son acordados por los copropietarios.