La decisión de comprar vivienda

 

La vivienda propia es el principal activo de la mayoría de las familias y es necesario realizar una evaluación de las necesidades del hogar, de las opciones que hay en el mercado y de los recursos que se pueden destinar a esta inversión.

La adquisición de vivienda implica que los futuros compradores, en el mejor de los casos, cuenten con la totalidad de los recursos para la compra de vivienda o por lo menos una parte de su valor, que se conoce como “cuota inicial”. Por esto, la decisión de compra debe venir acompañada de un análisis responsable de la capacidad de ahorro y de crédito de los futuros compradores, que además deben determinar el mejor momento para asumir los gastos que implica esta importante inversión.

Recorra nuestro ABC para la compra de vivienda: