Productos y servicios financieros


El mercado financiero se compone de ahorradores y solicitantes de créditos que no se conocen entre sí. El banco, por ejemplo, es una empresa que actúa como intermediario entre estas personas, ofreciendo seguridad y rentabilidad para los ahorros, y disponiendo del efectivo para quien requiere un crédito.

Los bancos nacieron para hacernos la vida más fácil, evitan que tengamos que cargar dinero en efectivo y a través de los productos que nos ofrecen podemos planear nuestra vida financiera, idear metas, realizar proyectos y cumplir sueños.

En esta sección exploramos algunos productos y servicios financieros formales, es decir, aquellos prestados por instituciones del sistema financiero que deben reportar al gobierno todas sus transacciones de forma regular.