CUENTA CORRIENTE


Es un contrato entre una persona y el banco, donde se adquiere el derecho a consignar sumas de dinero para disponer de éstas mediante el giro de cheques o el pago con tarjeta débito.