Crédito hipotecario, ¿Pesos o UVR?


29564845_ml_internaLa nominación, la forma en que se expresa la obligación, de un crédito para vivienda o contrato de leasing habitacional puede ser pactada en dos modalidades: en pesos o en UVR. Conozca los múltiples beneficios que le ofrecen estas dos alternativas, teniendo en cuenta que no hay sistemas mejores o peores, la clave está en escoger el que mejor se ajuste a su caso.

Los sistemas de amortización, es decir, la forma como se estipula realizar el pago del préstamo en cuotas mensuales, durante el plazo pactado, que incluyen capital, intereses y seguros dependen de la nominación del crédito, esto es, en Unidades de Valor Real (UVR) o en pesos. En ambos sistemas de financiación la tasa de interés se rige por un tope máximo determinado por la Junta Directiva del Banco de la República.

¿Qué es UVR?

La Unidad de Valor Real (UVR), es una unidad cuyo valor en pesos se determina exclusivamente con base en la inflación, sin ningún otro elemento ni factor adicional; es por ello que el valor de la cuota y el saldo del crédito varían conforme al comportamiento que tenga la inflación.

¿Cómo funciona?

Si el crédito es pactado en UVR, el valor de la cuota y el saldo del crédito pueden aumentar o disminuir de acuerdo con el comportamiento de la inflación, pero jamás crecerán por encima de la variación de la inflación.

A continuación le contamos las características de los sistemas de amortización en UVR y en pesos:

En UVR
1. Cuota constante en UVR

Tiene la cuota en pesos más baja de todos los sistemas de amortización, al inicio del crédito.

La cuota en UVR es la misma todo el tiempo, pero el valor en pesos variará de acuerdo con la inflación, por lo que el valor de la cuota en pesos cambiará mes a mes.

El saldo en pesos normalmente crece durante los primeros años debido a que se abona menos a capital.

2. Amortización constante a capital en UVR

Tiene cuotas en pesos mayores al inicio del crédito y más bajas al final.

La cuota mensual expresada en unidades de UVR disminuye.

3. Cuota Cíclica, tiene un incremento anual en la cuota. Las cuotas se mantienen relativamente estables mes a mes, con incrementos anuales.
En pesos

1. Cuota constante en pesos

La cuota mensual conserva el mismo valor durante el plazo del crédito.

El abono a capital es menor al principio del crédito y se incrementa con el paso del tiempo.

El saldo de la deuda disminuye desde el primer pago, pero a menor velocidad al principio, debido a que el abono a capital es menor.

2. Amortización constante a capital, cuotas cada vez menores.

El abono a capital es siempre el mismo (constante) desde el inicio del crédito.

La cuota mensual disminuye en el tiempo porque el abono a capital es fijo, mientras que los intereses disminuyen (los intereses se calculan sobre el saldo adeudado).

El saldo de la deuda disminuye de forma más rápida que en el anterior sistema.

Similitudes entre los sistemas de amortización:

Todos los sistemas de amortización que le ofrecerán los bancos tienen las siguientes características:

  • No capitalizan intereses.
  • Podrá efectuar anticipadamente pagos parciales o totales (esta figura es denominada “prepago”).
  • La tasa de interés es fija (tenga en cuenta que para los créditos en UVR el componente fijo es el porcentaje adicional que se suma a la inflación).

Las diferencias entre los sistemas de amortización:

  • El valor de las cuotas mensuales.
  • El aumento o la disminución del valor de la cuota durante la vida del crédito.
  • La rapidez con la que comienza a disminuir el saldo de la deuda en pesos. 

 

¿Cómo se determina la equivalencia en UVR del dinero prestado

  • Ejemplo crédito de vivienda:

-Crédito aprobado: $ 50’000.000

-Fecha de desembolso: enero 01/2016

-Valor de la UVR al 01 de enero de 2016: $228,3124

-Cantidad de unidades UVR al día 01 de enero de 2016: 218.998,18 unidades que resulta de dividir $50.000.000 entre $ 228,3124.

 

¿Qué sistema escoger?

El mejor plan de amortización es el que se ajuste a su capacidad de pago y a la forma como varían sus ingresos. Antes de tomar la decisión de cuál de las dos modalidades escoger, es importante que analice su presupuesto, sus ingresos, la estabilidad de los mismos y la capacidad de pago para apalancar el valor de la cuota, ya sea en pesos o en UVR.