Costos de un crédito


 

36168088_ml_costoscredito

A la hora de pedir un crédito, tenga en cuenta el destino de los recursos proveídos por la financiación. Todas las instituciones financieras que están autorizadas para colocar recursos a disposición del público, ofrecen diferentes tipos de crédito con distintos costos asociados; sin embargo, los podemos clasificar de la siguiente forma:

1. Tasa de interés: definitivamente el costo de mayor trascendencia y el más fácil de identificar es el interés que cobran las entidades por hacer un préstamo, es decir, el precio que el deudor paga por los recursos que pidió prestados en un plazo determinado.

El valor del interés depende de la tasa de interés del crédito. Esta representa un porcentaje del dinero prestado y puede ser expresada de manera mensual, trimestral o anual.

Según el propósito que el cliente manifieste para solicitar el crédito, las tasas y el plazo cambian, por ejemplo:

Tipo de crédito Plazo usual Tasas de Interés Destino
Créditos de consumo Desde 1 hasta 60 meses * *
Tarjetas de crédito Desde 1 hasta 36 meses Alta Libre destino
Crédito de vehículo Hasta 5 años Moderada Compra de moto o carro
Crédito hipotecario Hasta 30 años Baja Compra de vivienda

*Las tasas de interés en los créditos de consumo varían según la modalidad, algunos ejemplos:

Modalidad Tasa de Interés
Crédito educativo Moderada
Crédito de nómina Baja 
Crédito de compra de cartera Baja
Crédito de libre inversión Alta
Cupo rotativo (incluye Tarjeta de Crédito) Alta

Recuerde: si tiene claro el destino de los recursos utilice las líneas de crédito que su banco diseña para cada caso específico (vehículo, vivienda, etc.); de esta manera, usted obtiene mejores tasas de interés y una financiación a un plazo que se acomode a su presupuesto y necesidades.

 

2. Cargos o costos asociados: al comparar las alternativas de crédito que ofrecen las entidades financieras, debe tener en cuenta los otros cargos o costos asociados a la operación realizada por el banco, que pueden aplicar en su caso particular.

Esos cargos vinculados con el crédito pueden ser periódicos o a un solo pago (al inicio del trámite) y también pueden ser fijos o variables, algunos de ellos son:

  • Estudio de crédito: seguramente al solicitar el crédito el banco tiene que realizar algunas tareas operativas para decidir otorgarle los recursos. Es por esa razón que en algunas instituciones le solicitan que pague un valor para poder estudiar su solicitud.
  • Seguros: en algunos casos se asocia un seguro de vida o de desempleo para garantizar el pago de la deuda en momento de muerte o de interrupción laboral.

Cargos o costos asociados a créditos en particular:

  • Crédito hipotecario: debe sumar los costos de notariado y registro ya que el banco establece una hipoteca como garantía del dinero que le va a prestar.
  • Crédito de vehículo: debe pagar los traslados y demás requisitos exigidos por las autoridades de tránsito y por el banco para hacer la prenda sobre el vehículo.
  • Tarjetas de crédito: para el caso de las tarjetas de crédito, el banco realiza un cobro por concepto de cuota de manejo o de utilización, la cual se cobra mensual o trimestralmente como contraprestación a todas las ventajas y a la tecnología que le ofrecen las entidades para que pueda disponer de su dinero en cualquier momento. En las tarjetas de crédito también es común un cobro al realizar avances de efectivo a través de cajeros electrónicos.

En resumen, el costo de financiamiento total es el resultado de sumar todos los costos y gastos que se determinan al disponer de los recursos del banco. De ahí la importancia de leer con detenimiento y preguntar con franqueza antes de firmar el pagaré. Recuerde que es una relación de mediano o largo plazo, en donde es preferible que todo quede claro desde el comienzo.