Consejos financieros en semana santa

Las vacaciones de Semana Santa son sinónimo de “Temporada Alta”. Sin embargo, recuerde que siempre existen maneras de disfrutar sin tener que gastar tanto dinero; en este artículo le damos algunos consejos para que organice sus finanzas y tenga una semana santa en armonía con su bolsillo.

¿Qué debe tener en cuenta para disfrutar al máximo semana santa?

  1. Realice un presupuesto. Seguramente ya tiene algo planeado en cuanto a las actividades a realizar durante estos días de descanso. Prepare un presupuesto en lo posible diario, para que conozca con exactitud cuánto dinero puede gastar en cada una de las actividades y que no quede ninguna pendiente por realizar
  1. Si tiene vehículo propio. Si piensa viajar por tierra, es recomendable realizar una lista de los gastos en combustible, peaje, comidas y revisar el estado de su vehículo antes de partir, esto le ayudará a evitar accidentes y situaciones inesperadas que se traducen en costos.

  2. Si el plan es viajar en avión. En una temporada turística, el riesgo de no encontrar pasajes disponibles es alto y de lograrlo lo más probable es que sea a costos muy elevados. Por eso, si desea viajar le recomendamos planear su destino y comprar sus tiquetes con la máxima anterioridad posible.

  3. Visite a ese ser querido. Considere viajar a lugares donde tenga familia o amigos de confianza. Visitar a sus padres, hermanos o mejores amigos, siempre es una buena alternativa; disfruta de tiempo de calidad y de paso puede ahorrar en hospedaje.
  1. Conocer cómo financiará sus gastos. Cuando de viajes cortos se trata, es mejor hacer uso de los ahorros, dado que no implican riesgos ni costos adicionales. Antes de viajar investigue los beneficios que ofrece su institución financiera por la utilización de tarjetas de crédito, como millas, puntos, convenios con hoteles, entre otros.

  2. Controle sus gastos diarios. Una vez haya definido su presupuesto, empiece a controlarlo. Aunque se sienta tentado a hacerlo, no gaste todo su dinero en los primeros días de las vacaciones, porque podría necesitarlo después. Nadie está exento de un accidente o eventualidad. Reserve siempre de manera cautelosa un poco de dinero, por si lo necesita.

  3. En caso de cancelar su viaje. Puede suceder que un imprevisto le impida viajar, por lo que es importante contar con un plan B y conocer las cláusulas para que le devuelvan el dinero.

6 preguntas de finanzas que debe hacerse en 2017

 

Artículos recientes