Cómo ser un buen vecino


41236247_ml_comoserunbuenvecino_grande

  • Conozca a sus vecinos: preséntese, conozca a sus familias, sus ocupaciones e intercambie teléfonos y profesiones u oficios, saber con quién vivimos contribuye a nuestra seguridad y permite contar con su solidaridad.
  • En sus festejos y celebraciones, piense en sus vecinos: evite generar ruido excesivo y prolongado, pida a sus invitados que eviten gritar, recuerde que sus vecinos están en su casa; en su sitio de descanso.
  • Evite molestar a sus vecinos con ruidos: nadie quiere vivir con vecinos escandalosos, cuando escuche música o incluso al ver televisión, cuide el volumen de los aparatos, especialmente en horas de la noche.
  • Utilice cuidadosamente los sitios de parqueo: cuide que su vehículo quede exactamente en el sitio asignado y no impida la entrada o salida de los demás vehículos. En la mayoría de conjuntos residenciales, los reglamentos no permiten lavar los carros en los sitios de parqueo.
  • Instruya al personal a su servicio: si tiene personas que colaboran con el mantenimiento de su casa, una empleada doméstica o un conductor, explíquele las normas de convivencia para que no generen molestias a los vecinos.
  • Hable con sus niños: Enséñeles cómo deben tratar los bienes comunes que embellecen y valorizan su patrimonio. Recuérdeles cuales son las zonas destinadas a los juegos o a montar en bicicleta o patines, ellos deben evitar pisar los jardines, regar basuras, jugar dañando carros o inmuebles de los vecinos.
  • Maneje adecuadamente las basuras: Utilice únicamente los sitios destinados para arrojar la basura, la cual debe estar en bolsas debidamente cerradas para evitar su dispersión y contaminación. Nunca las deje frente a otra vivienda o en un sitio de paso obligado de sus vecinos, únase a los programas de reciclaje de su comunidad o propóngalos si no existen.
  • Tenga cuidado con sus mascotas: tenerlas es una gran responsabilidad, por ejemplo con los perros, asegúrese de que no hagan ruido, recoger siempre las heces y sacarlos con collar para que no dañen los jardines.
  • Sea conciliador: Aunque todos sean buenos vecinos es posible que alguna vez tenga una desavenencia con uno de ellos, trate de solucionarla sin que las relaciones se deterioren.
  • Contribuya con la estética de la copropiedad: Evite colgar ropa para secar en las ventanas, fachadas, balcones o terrazas, así como utilizar estas áreas para guardar objetos sin uso. Si va a plantar árboles o matas, cuide de ellas debidamente. Los parqueaderos tampoco deben usarse como depósito.