Edición 669 | TASAS DE INTERES DE REFERENCIA: el caso de la Libor*

Con la crisis de hipotecas sub-prime los mercados financieros internacionales experimentaron un deterioro importante en las condiciones de liquidez y un incremento de las primas de riesgo. Durante esta coyuntura, la Libor estuvo bajo la lupa de las autoridades y de la industria porque su comportamiento no seguía el rumbo que sugerían las condiciones fundamentales del mercado monetario. Esto derivó en un cuidadoso examen por parte de la Asociación Británica de Bancos (BBA), el cual culminó recientemente con un documento con recomendaciones concretas para el fortalecimiento de su esquema de formación. Estas se encuentran en línea con el diseño que se adoptó para el esquema de formación del IBR en Colombia, lo que nos hace ser optimistas sobre su papel en el desarrollo del mercado de derivados de tasa de interés.

Esta edición de Semana Económica describe el papel que juegan las referencias monetarias en los mercados financieros, y analiza el comportamiento de la Libor en la coyuntura reciente. Las lecciones que deja este caso resultan relevantes a la luz de la agenda de desarrollo y administración del Indicador Bancario de Referencia en Colombia (IBR), que en sus primeros ocho meses de funcionamiento ha mostrado una evolución muy favorable y está en proceso de consolidación en el mercado financiero1.

DESCARGAR PDF COMPLETO

 

Edición 799 | La evolución del Indicador Bancario de Referencia (IBR) y la creación del Overnight Index Swap (OIS)

La creación del Indicador Bancario de Referencia (IBR) nació de la necesidad de una tasa de corto plazo que reflejara adecuadamente las condiciones de oferta y demanda del mercado monetario y las decisiones de política monetaria del Banco de la República.

A pesar de que el IBR es un indicador todavía joven (cuenta con tres años y cuatro meses de funcionamiento), ha logrado atar a su evolución una gran cantidad de recursos. A marzo de 2011, se habían emitido $8.8 billones entre bonos corporativos y CDT. Durante este proceso fue evidente que las empresas emisoras comenzaron a indexar una importante porción de su deuda al IBR, dejando a un lado tasas de referencia tradicionales como el IPC y la DTF, lo cual generó que estos productos comenzaran a tomar mayor fuerza y se posicionarán como una nueva oportunidad de inversión.

Aún cuando su evolución en el mercado de deuda es admirable, la reciente creación de derivados a partir del IBR es aún más relevante. El Overnight Index Swap (OIS) es un swap de tasa de interés en la modalidad tasa fija/tasa flotante, siendo esta última el resultado de un indicador overnight compuesto, en nuestro caso el IBR overnight.

Este proyecto es una iniciativa de los propios agentes del mercado, que nació de la necesidad de buscar nuevos instrumentos financieros que se adecúen a las exigencias del negocio. Actualmente apenas está comenzando a tomar fuerza, no obstante, se espera lograr con éste lo que desde el principio se propuso con el IBR, esto es construir curvas de referencia que puedan servir como indicadores de valoración, cobertura y negociación de productos derivados.

DESCARGAR PDf completo

Edición 874 | El Indicador Bancario de Referencia (IBR)

En los países que tienen mercados financieros profundos y líquidos, las tasas de interés se constituyen en elementos esenciales que determinan las decisiones de inversión o financiación de los agentes, puesto que a través de ellas se mide el costo del dinero en la economía. Estos indicadores son los cimientos para el correcto desarrollo del mercado de valores, debido a la influencia que tienen sobre los mercados de bonos y de derivados.

El relanzamiento del IBR el primero de agosto de 2012 es la respuesta de los principales actores del sistema financiero a adecuar el indicador a los más altos estándares de gobierno, y permitirle al mercado de dinero contar con una tasa que refleje adecuadamente sus condiciones de oferta y demanda.

Este cambio busca que el indicador se posicione como la medida de las condiciones de liquidez en el corto plazo y como una alternativa a la DTF. No en vano, se han logrado indexar una gran cantidad de recursos y lograr que se desarrolle un mercado de derivados estandarizado y OTC (Over the Counter), cuya tasa de referencia es el IBR.

El esquema de formación del IBR tiene ventajas, respecto a esquemas como el de la Libor, debido a que los bancos participantes comprometen recursos en los diferentes plazos. Esto obliga a las entidades a reportar las tasas que efectivamente son utilizadas para realizar sus operaciones en el mercado o para desarrollar estrategias de cubrimiento, entre otras.

Asimismo, es poco probable que en la formación de este indicador se presenten manipulaciones por conductas inapropiadas de los participantes del mercado, con lo cual el IBR se constituye en una tasa de referencia que genera confianza en los inversionistas que empiezan a utilizarlo en sus portafolios de inversión.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 966 | Una mejor transmisión de la política monetaria en Colombia: reemplazo de la DTF por el IBR

El incremento en la demanda interna y la dinámica del consumo que se ha presentado en nuestro país durante lo que va corrido del año, sumados al temor a un recalentamiento de la economía y aumento en la inflación, han llevado a que el Banco de la República eleve la tasa de interés de intervención en cinco ocasiones durante los últimos cuatro meses, pasando de 3,25% a 4,5%. Sin embargo, dichos aumentos no se han transmitido adecuadamente a las tasas de captación y colocación del sector financiero.

El efecto sobre las tasas de colocación de la cartera en todas sus modalidades ha sido prácticamente nulo, por lo que no se ha observado una disminución clara en la dinámica de crecimiento del crédito. Parte de este efecto, se debe a que la mayoría de los productos financieros del activo (cartera de créditos) y pasivos (CDT, bonos, depósitos) se encuentran atados a la DTF, tasa que no ha reflejado los incrementos en la tasa de intervención.

De manera general, pueden identificarse dos distorsiones al comparar la evolución de la DTF respecto de la tasa de política monetaria del Banco de la República. Una relacionada con el tiempo que tarda la DTF en responder a cambios en la política monetaria, que de manera persistente es aproximadamente de dos meses. La segunda distorsión, está relacionada con un menor nivel de elasticidad. Es decir, la DTF no recoge los cambios en la política monetaria en la misma magnitud, ante un cambio de un punto porcentual (1%) en la tasa de intervención del Banco, la DTF refleja en promedio de 0,85 puntos porcentuales.Estas distorsiones no solo impiden la correcta transmisión de la política monetaria a la economía sino que afectan negativamente la labor de intermediación de los establecimientos de crédito.

Esta situación pone de manifiesto la necesidad de contar con una tasa representativa del verdadero costo del dinero en la economía, que sirva como vehículo eficiente en la transmisión de la política monetaria del país. Las deficiencias metodológicas y de mercado no permiten que la DTF cumpla esta función, por lo que el IBR, luego de cinco años de creación debería ser considerado como un sustituto natural de la actual de la DTF. Si bien, generar un cambio de tal magnitud no está exento de dificultades y retos en su implementación, los beneficios para los agentes económicos y finalmente para la economía y el desarrollo del mercado financiero serán recompensados en el largo plazo. En esta tarea, la labor conjunta de las entidades financieras, el Banco de la República, la Superintendencia Financiera de Colombia y el Ministerio de Hacienda será fundamental. El siguiente paso será crear una hoja de ruta que permita realizar una transición ordenada y convertir al IBR, en el indicador de referencia para el mercado financiero colombiano.

 

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1152 | Nueva estructura de los mercados monetarios internacionales y el posicionamiento del IBR como referente local

• El mercado monetario es uno de los componentes más importantes del sistema financiero, puesto que en él se opera la deuda a plazos inferiores a un año emitida por el Gobierno, los intermediarios financieros y las entidades públicas y privadas. Entre sus funciones principales se encuentran: (i) facilitar la financiación a corto plazo de los emisores de deuda, (ii) propender por una ejecución eficaz de la política monetaria y (iii) contribuir a la adecuada formación de la estructura temporal de tasas de interés

• Las tasas de interés de corto plazo son formadas con base en las operaciones del mercado monetario. Con estas se construye «la parte corta de la curva de rendimientos». Dentro de las principales tasas de corto plazo utilizadas en los mercados monetarios, a nivel mundial, se encuentran la London Inter Bank Offered Rate o comúnmente conocida como LIBOR y la Europe Interbank Offered Rate o EURIBOR.

• Si bien la LIBOR y la EURIBOR han sido los referentes para el mercado monetario internacional en las últimas tres décadas, las revelaciones sobre la manipulación realizada en su formación durante los años 2004-2012 ha puesto en evidencia sus problemas, además de restarles protagonismo y confianza por parte del mercado. Estos hechos llevaron a que los principales actores del mercado monetario reaccionaran seleccionando a la Secured Overnight Financing Rate (SOFR) como una tasa alternativa para derivados en dólares estadounidenses y otros contratos financieros.

DESCARGAR PDF COMPLETO