Edición 1128 | Las bondades de los clústeres financieros: una aproximación al caso de Bogotá

• Pese a las notables mejoras en la competitividad del sistema financiero colombiano en los últimos años, el país aún cuenta con un nivel subóptimo de profundización financiera, un hecho que limita su potencial de desarrollo. Si bien la profundización se ha incrementado en los últimos años, alcanzando hoy el 46% del PIB, distintos estimativos sugieren que el nivel óptimo para la economía colombiana bordea el 58%- 60%, una situación que evidencia una irrigación de financiamiento inferior a la necesaria para maximizar los niveles de crecimiento de la economía colombiana.

• En 2017 surge la Iniciativa Clúster de Servicios Financieros de Bogotá, la cual agrupa a un centenar y medio de empresas, gremios, entidades de apoyo, instituciones públicas, la academia y el autorregulador. Su principal objetivo no es otro que convertir a Bogotá, de cara al 2026, en el principal Centro Financiero Internacional de la región Andina, Centro América y el Caribe por medio de la estructuración de una institucionalidad que aborde los pilares que apuntan a resolver los principales retos del ecosistema a nivel local.

• Desde octubre de 2016, con la validación seminal de la iniciativa clúster, se han realizado avances notables. Buscando dar una visión estratégica que focalice esfuerzos, la iniciativa se ha estructurado sobre cinco pilares que responden a sus principales retos: (i) inclusión y educación financiera, (ii) talento humano, (iii) posicionamiento del sector, (iv) innovación y (v) desarrollo normativo. Tras su lanzamiento en mayo de 2017, se ha logrado avanzar en la instalación de su institucionalidad, representada en las distintas mesas sobre los retos que encara el clúster. En particular, en este año se iniciará la ejecución de las iniciativas de cada mesa y se incluirá a Bogotá en la evaluación de desempeño financiero del Global Financial Centres Index (GFCI).

 

DESCARGAR PDF COMPLETO