Edición 1125 | Consecuencias de la baja en la calificación de Standard & Poor’s en el mercado de capitales en Colombia durante 2018: un enfoque histórico

• El Mercado de Capitales (MC) se ha constituido como uno de los ejes fundamentales para el crecimiento económico de los países ya que es uno de los medios a través de los cuales el ahorro se transforma en inversión. Debido al alto desarrollo de los mercados de capitales a nivel mundial y a la fuerte correlación existente entre los sistemas financieros globales, surge una demanda por información precisa, confiable y transparente. Como respuesta a esta necesidad de información nacen las Agencias Calificadoras de Riesgo (ACR).

• Particularmente para Colombia, una buena calificación de riesgo se ha constituido en un elemento fundamental para el desarrollo económico del país, ya que básicamente le permite a la nación acceder a créditos más baratos. En los últimos años el país ha realizado importantes avances regulatorios y de supervisión, lo que ha permitido que nuestro mercado crezca y se posicione como uno de los más importantes en Latinoamérica y como uno de los que exhibe mayores oportunidades de crecimiento a nivel mundial.

• Desde Asobancaria consideramos que la reducción de la calificación de deuda soberana por parte de S&P podría abrir la puerta para que otras firmas calificadoras tomen la misma decisión. Sin embargo, se debe considerar que Moody’s y Fitch tienen perspectivas estables sobre la calificación de Colombia, hecho que limita el riesgo de reducciones en la nota del país en el corto plazo. Por su parte, el hecho de que la perspectiva de S&P para la nueva calificación BBB- sea estable, sugiere que en el corto plazo resulte relativamente improbable que puedan efectuarse nuevas revisiones. Incluso en el escenario más ácido, Colombia no perdería el grado de inversión en 2018.

DESCARGAR PDF COMPLETO