Edición 1083| Discurso de Apertura: 1 er Congreso de Sostenibilidad

red-25-istock-510692668

 

• En la Cumbre para el Desarrollo Sostenible que se llevó a cabo en septiembre de 2015, los Estados Miembro de la Organización de Naciones Unidas aprobaron la Agenda 2030, que incluye un conjunto de 17 Objetivos para, entre otros, poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia y hacer frente al cambio climático.

• En el contexto local, el Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018 “Todos por un nuevo país” incorporó dentro sus lineamientos varios de estos objetivos. Algunos de ellos son: Colombia equitativa y sin pobreza extrema, Colombia la más educada, Crecimiento verde y Seguridad, justicia y democracia para la construcción de paz.

• Dentro del Plan Estratégico de Asobancaria se definen tres objetivos misionales: (i) confianza, (ii) sostenibilidad y (iii) competitividad. A partir de estos tres ejes estratégicos se reafirma el compromiso con el fortalecimiento del sector financiero y con la promoción de mejores prácticas en la actividad bancaria, de manera que cada vez se genere mayor valor a nuestros grupos de interés y se cumpla con la expectativa que se tiene de nuestro actuar.

• La banca reconoce que la sostenibilidad se integra en torno a prácticas globales que garantizan un crecimiento inclusivo y ambientalmente responsable. Hoy, la necesidad de medir los impactos que las industrias generan con sus actividades sobre el medio ambiente y la sociedad empieza a cobrar mayor relevancia.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1082 | Títulos valores electrónicos: una innovación necesaria en el país

shutterstock_384628642

• El avance tecnológico iniciado en la última mitad del siglo XX ha transformado rápidamente la forma de hacer negocios. Con este nuevo ecosistema, que permea todo nuestro entorno, el papel del derecho resulta determinante, convirtiéndose en un presupuesto fundamental para el desarrollo organizado de los mismos. En nuestro país, el legislador y el Gobierno Nacional fueron conscientes de la importancia de incluir normas a este respecto, propósito que se materializó, entre otros, con las leyes 527 de 1999, 964 de 2005, 1231 de 2012, 1753 de 2015 y los decretos 2242 de 2015 y 1349 de 2016. No obstante la juiciosa labor realizada por las distintas ramas del poder público, ha quedado el interrogante de si los títulos valores electrónicos poseen los mismos reconocimientos, principios y atributos de los que gozan aquellos soportados en físico.

• Durante los últimos 25 años, la CNUDMI (Comisión de Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional) ha dado cumplimiento a su misión de fomentar la armonización y unificación del derecho mercantil internacional frente a las nuevas tecnologías, con el propósito de eliminar obstáculos innecesarios, ocasionados por el derecho interno de los diferentes Estados, lo cual afecta en gran medida el desarrollo del comercio internacional. Pese a que en algunos sectores existe prevención frente a los documentos electrónicos y los derechos que de ellos se desprenden, hoy en el país el Gobierno Nacional, la autoridad legislativa y la judicial les reconocen plena validez jurídica y probatoria.

• El legislador colombiano ha expedido importantes normas posteriores al Código de Comercio de 1971 que permiten soportar legalmente la existencia, circulación y ejecución de los títulos valores electrónicos, facilitando que los requisitos consagrados de manera general se cumplan satisfactoriamente en un mensaje de datos, o utilizando la anotación en cuenta o el registro de factura electrónica título valor, según la operación de que se trate.

• Con ocasión del auge de la tecnología en el mundo de los negocios, se cuenta con experiencias internacionales de normatividad que brindan plena seguridad en la circulación y ejecución del derecho incorporado en los títulos valores electrónicos.

• Las Mipymes en Colombia se enfrentan a diferentes barreras que limitan su acceso al crédito; en este escenario, el factoring mediante títulos valores electrónicos se presenta como una herramienta eficaz que pretende mejorar el acceso al financiamiento y a la promoción de la inversión. No obstante, si bien los títulos valores electrónicos son reconocidos hoy por su eficacia jurídica y su valor probatorio, sería conveniente, más no imperativo, que las disposiciones legales y reglamentarias que sobre la materia se vienen dando, resuelvan las inquietudes de carácter legal y operativo que algunos sectores aún poseen, en aras de lograr un mayor impacto y una importante expansión y desarrollo de la liquidez de nuestra economía.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1081 | Las transferencias electrónicas: un sustituto perfecto para muchas de las transacciones económicas que se hacen en efectivo

shutterstock_387005494

• Los desarrollos tecnológicos han permitido grandes avances en los medios de pago. En efecto, el diseño e implementación de nuevas herramientas han venido desplazando el uso de instrumentos físicos que en su momento fueron utilizados masivamente para realizar muchas de las transacciones de los agentes económicos, como es el caso del cheque.

• El uso de tarjetas débito y crédito se ha extendido, en especial para realizar compras en establecimientos de comercio o realizar pagos cotidianos como el transporte. Por su parte, las transferencias electrónicas se han posicionado como una herramienta ideal para efectuar pagos masivos como la nómina, proveedores y subsidios. Sin embargo, la utilización de estas últimas aún tiene un gran potencial de crecimiento en Colombia, en especial para los pagos realizados por empresas de pequeño y mediano tamaño (Pymes) y por personas naturales.

• A pesar de las ventajas de las transferencias electrónicas, su utilización todavía es baja, particularmente a nivel de empresas y personas. Aún pese al esfuerzo del gobierno y la banca colombiana por impulsar este instrumento de pago, existen algunas consideraciones por las cuales las personas o empresas deciden no utilizar este mecanismo transaccional.

• El sistema financiero continuará trabajando en herramientas, esquemas y estrategias que ayuden a materializar las potencialidades inherentes al uso de las transferencias electrónicas, una potente herramienta que contribuirá a dinamizar y modernizar el ecosistema de pagos.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1080 | Shadow Banking en Colombia

El Shadow Banking o “la Banca en la sombra”, se refiere al sistema de intermediación del crédito que ofrecen entidades financieras en condiciones similares a las de la banca (transformando la calidad, madurez y liquidez del crédito) pero sin las garantías que provee el Estado (seguros de depósitos o prestamistas de última instancia) y, por lo general, con una regulación más laxa que la que rige a las entidades bancarias. Si bien todavía es un concepto en construcción, en su versión más amplia el Financial Stability Board (FSB) lo define como el crédito intermediado que involucra entidades y actividades por fuera del sistema financiero tradicional.

DESCARGAR PDF COMPLETO