Edición 1010 | Dinámica y perspectivas del crédito en Colombia

• El sector bancario ha contribuido decididamente en el apalancamiento de los hogares y las empresas. Ha aportado en términos positivos a la generación de valor agregado en el país, reafirmando así el importante rol que desempeña en el desarrollo de las actividades productivas y posicionándose como uno de los sectores más sólidos de la economía. Durante el último quinquenio, la cartera crediticia creció en promedio 15,3% real anual, al tiempo que el valor agregado del sector de intermediación financiera creció por encima del PIB total: 8,3% anual entre 2010-2014 y 9,4% anual en el primer trimestre de 2015.

• En junio de 2015, la cartera total registró un crecimiento de 11,3% real anual, muy similar a la tasa registrada un año atrás y levemente por debajo con respecto a lo presentado al cierre de 2014. Este comportamiento se dio debido a que los desembolsos vienen creciendo a ritmos de 11% real, una situación que desvirtúa aquellas voces que han sugerido una falta de irrigación de crédito a la economía en medio de un ambiente en el cual la actividad productiva se ha moderado y crece ahora por debajo del 3,0%.

• Al observar el nivel de ingreso (medido a través del PIB per cápita) y su relación con la profundización financiera, las cifras ponen en evidencia que el país se encuentra por debajo de su potencial. Los estimativos realizados en Asobancaria señalan que el indicador cartera/PIB, dado el nivel de ingreso en Colombia, debería estar por el orden de 55%, más de diez puntos porcentuales por encima de los valores actuales. Por tanto, para el país resulta imperativo avanzar con ritmo firme hacia sus niveles potenciales de profundización financiera. De no generar avances significativos en este frente, difícilmente se podrán sentar bases sólidas para el fomento de la productividad económica y para un crecimiento más próspero y sostenible en el largo plazo.

• Con base en los estimativos de crecimiento para 2015-2016, los modelos de equilibrio de Asobancaria hablan de que este año la cartera crecerá alrededor de 8,4% real, un resultado consistente con un crecimiento del PIB en 2015 en torno al 3,0% real. El componente de vivienda es el único que crecería por encima de 10%. La cartera comercial se desacelerará debido a la moderación de la actividad productiva y la inversión, esta última con crecimientos en torno a 6,6%. La cartera de consumo deberá sentir los impactos de la fuerte devaluación cambiaria y los efectos sobre el precio de los bienes transables que seguirá menguando la demanda por este tipo de bienes. Por su parte, la cartera de microcrédito crecerá cerca de 4,5%, lo que representa una leve moderación frente al 5,2% de 2014.

• Para 2016 se plantean dos escenarios. El primero (escenario base), incorpora nuestra proyección central de un crecimiento económico hacia niveles de 3,5% y el segundo responde a un escenario estresado, en el que la economía estaría presentando un crecimiento más cercano al 2,5%. Bajo el escenario base, las proyecciones apuntan a que la cartera crecería por encima de 9,0% real. Este escenario luce como el más probable y estaría enmarcado por los efectos del PIPE 2.0 y la materialización de las primeras inversiones de las concesiones 4G, las cuales jugarán un papel importante como amortiguadores de la desaceleración económica. El escenario estresado nos habla de un crecimiento de la cartera más cercano al 5,9%, un crecimiento que en todo caso luce superior frente al registrado en periodos previos de alta tensión económica, como ocurrió en 2009 o entre 1999-2002.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1009 | Discurso de apertura: XIV Congreso de Riesgo Financiero

• Durante la última década la economía colombiana ha dado muestras de su fortaleza ante choques externos, gracias a una combinación entre buenas decisiones de política económica y la robustez de su sistema financiero. Muestra de esta fortaleza son los niveles óptimos de la relación de solvencia, que se han mantenido históricamente muy por encima del 9% regulatorio, y los buenos índices de calidad de cartera.

• La banca muestra un importante compromiso con el desarrollo económico del país que se refleja en su activa participación para la financiación de los grandes proyectos de infraestructura 4G y de los sistemas masivos de transporte público. Sin embargo, es necesaria la coordinación entre el gobierno y el sector privado para buscar mecanismos que mitiguen los riesgos inherentes de estos tipos particulares de financiación.

• En lo corrido del último año hemos participado en las discusiones regulatorias que buscan mejorar los índices de inclusión financiera en el país. Junto con la Asociación de Compañías de Financiamiento (AFIC) y la Federación Colombiana de Compañías de Leasing (Fedeleasing) generamos una propuesta para la valoración de las garantías mobiliarias que fue considerada en la regulación expedida recientemente por el supervisor. Por otra parte, hemos manifestado nuestra preocupación sobre la posibilidad de que cualquier persona natural o jurídica no vigiladas por la Superintendencia Financiera pueda realizar operaciones sobre la nueva modalidad de crédito de bajo monto con las mismas reglas que lo hacen los establecimientos de crédito.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1008 | Un año después de la destorcida de los precios del petróleo

• El sector externo fue el frente de la economía que más rápido sintió los efectos de la descolgada de los precios del petróleo desde mediados del año pasado. La tasa de cambio registró presiones alcistas sostenidas en medio de una alta volatilidad, lo que llevó a que el peso experimentara una rápida depreciación (cercana al 50%). Asimismo, la contracción en los precios del crudo repercutió de manera importante en el déficit de la cuenta corriente y en sus fuentes de financiamiento. El mayor deterioro de las cuentas externas lo experimentó la balanza comercial, que sumado a una menor dinámica de la renta factorial y un estancamiento de las remesas, condujeron a que el déficit de cuenta corriente, ascendiendo en el primer trimestre de 2015 a 6,5% del PIB, lo que ha prendido las alarmas sobre los elevados riesgos a los que se expone la economía y el fuerte ajuste que podría sufrir ante una eventual salida de capitales.

• Dada la alta exposición en el frente externo de la economía colombiana, la estructura de financiación del déficit de cuenta corriente y los niveles de vulnerabilidad ante un eventual choque externo han incrementado la incertidumbre sobre la sostenibilidad de las cuentas externas. El financiamiento del déficit en cuenta corriente a través de mayor endeudamiento externo será difícilmente sostenible en el mediano plazo, todo ello en un contexto en el que los influjos de inversión de portafolio y de IED presentarán reducciones. Sin embargo, a pesar de los riesgos derivados del elevado nivel del déficit en cuenta corriente, distintos indicadores sugieren que la vulnerabilidad externa del país es hoy menor frente a la observada en el periodo previo a la crisis de final del siglo XX.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1007 | Incentivos tributarios: una buena estrategia para promover el uso de los medios de pago electrónicos

• Gracias a las constantes innovaciones tecnológicas y a la necesidad de contar con herramientas más eficientes y seguras para realizar transacciones, los medios de pago electrónicos han ganado espacio frente a canales bancarios tradicionales como las oficinas. Durante los últimos años, el número de transacciones realizadas a través de medios diferentes al efectivo ha presentado un dinamismo destacable en todas las regiones mostrando un crecimiento de 35,8%, pasando de 269,3 billones de transacciones en 2009 a 365,6 billones en 2013. En Colombia, aunque la utilización del efectivo sigue siendo muy alta, también se muestra un crecimiento sostenido de los canales electrónicos en la realización de transacciones monetarias, con casi un 14% anual.

• La literatura reciente ha analizado los impactos de la realización de las transacciones a través de los medios de pago electrónicos en las diferentes esferas de la sociedad. Según Moodys, se calcula que la migración a pagos electrónicos aportaría cerca de USD$1.1 trillones a la economía global en un lapso de 6 años. Adicionalmente, encuentran que un aumento del 10% en el uso de tarjetas generaría un aumento del PIB de 32 puntos básicos.

DESCARGAR PDF COMPLETO

Edición 1006 | Microcrédito: buena salud de un instrumento de inclusión financiera

• A pesar de la alta informalidad en el microempresariado colombiano, las estrategias comerciales de los bancos y los cambios regulatorios acertados han permitido que hoy en día existan casi 1,9 millones de personas naturales y más de 8 mil firmas con un microcrédito en el país.

• La cartera de microcrédito ha disminuido en lo corrido de 2015, reflejando su carácter pro cíclico con la economía, mientras que los indicadores de calidad han mejorado, revirtiendo la tendencia que venía mostrando este producto.

• La banca ha perfeccionado sus políticas de otorgamiento y esto se ve reflejado en el mejor comportamiento de las cosechas de 2013 y 2014. No obstante, la coyuntura económica desfavorable plantea la necesidad de realizar un seguimiento atento a los indicadores de calidad para atender cualquier señal de deterioro.

DESCARGAR PDF COMPLETO