Edición 791 | Los “PEP” no es una estigmatización negativa, sino un ejercicio de debida diligencia

El ejercicio de la lucha contra la corrupción ha llevado a los estados a ejercer una mayor vigilancia de la gestión y actuación de personas con funciones públicas prominentes –jefes de estado, políticos y altos funcionarios del gobierno, la rama judicial, las fuerzas militares, empresas estatales o partidos políticos–. Casos como los de Abacha en Nigeria, Pinochet en Chile y Duvalier en Haití revelan la gravedad de los problemas y las amenazas de la corrupción para la estabilidad mundial y la seguridad de las sociedades, al permear las instituciones y perforar los valores de la democracia, la ética y la justicia.

Como consecuencia del daño a la reputación que el caso Abacha generó al sistema financiero suizo hacia 2000, en un Foro de la Comisión Federal de Bancos Suizos se definió el concepto de Personas Expuestas Políticamente (PEP) y se dio relevancia al riesgo de reputación que implica establecer relaciones de negocios con los denominados PEP o miembros de sus familias. El objetivo no era prohibir relaciones comerciales con estos, sino incorporarlos como una categoría generadora de un riesgo considerable que debía ser correctamente administrado. Este concepto cobró rápida aceptación internacional y los PEP fueron incluidos como categoría de alto riesgo por el Comité de Basilea para la Supervisión Bancaria (CBSB). Posteriormente otros organismos internacionales, como la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), el Grupo Wolfsberg, la Unión Europea y la Ley Patriótica, entre otros, emitieron regulación al respecto, aunque con algunas diferencias. En Colombia, la Superintendencia Financiera (SFC) emitió la primera normatividad, pero con un cambio estructural, ya que no solo hace referencia a la exposición política sino a la exposición pública, y los denomina como Personas Públicamente Expuestas.

Atendiendo las recomendaciones del GAFI y la regulación de la SFC, las entidades financieras en Colombia, desde el año 2004, vienen implementando una serie de controles y medidas que les permite efectuar una Debida Diligencia al momento de vincular una persona que por su perfil se clasifique como un PEP. Con el proyecto de ley denominado “Estatuto Anticorrupción”, que el gobierno Santos presentó al Congreso al inicio de su mandato, se pretende incorporar la figura de las personas políticamente expuestas a la normatividad en el nivel legal. Sin embargo, esta figura no coincide exactamente con la que venía manejando la SFC. Es de vital importancia que se unifiquen criterios al respecto, ya que de su definición depende el análisis de riesgo y las políticas de vinculación de este tipo de clientes. El objetivo no debe ser catalogar a los PEP como clientes de alto riesgo, con más probabilidad de estar vinculados a actividades ilícitas, sino como clientes que, por su visibilidad, deben admitir una mayor transparencia y requerir una debida diligencia mejorada sobre el origen de sus recursos.

DESCARGAr PDF COMPLETO

Edición 790 | Una evaluación de las posibilidades de la vivienda en 2011

Durante 2010 el número de viviendas vendidas creció 17%, el de licencias de construcción 25%, el de viviendas que iniciaron construcción 36% y el de desembolsos 33%. Adicionalmente, según estimaciones preliminares del Gobierno, en 2010 se inició la construcción de 148 mil viviendas a nivel nacional, frente a 117 mil en 2009.

Este excelente resultado se debe en gran medida a la puesta en marcha en abril de 2009 del subsidio a la tasa de interés. Esto, unido a que las tasas de interés de los créditos mostraron reducciones importantes, se constituyó en un notable incentivo para la adquisición de vivienda. En efecto, durante los últimos dos años las familias que tenían planeado adquirir vivienda pudieron anticipar su decisión, ya que ampliaron sustancialmente su capacidad de pago, lo que llevó a cambiar la percepción de que era un buen momento para comprar vivienda de negativo a positivo y creciente.

Ante la cercana terminación del subsidio a la tasa de interés, es previsible anticipar para este año que las ventas de vivienda nueva en unidades sean similares a las observadas el año anterior, lo que implica que tendrán un buen nivel pero no habrá crecimiento o este será mínimo. Esta previsión se basa en que no hay recursos previstos para prorrogar el subsidio en el Presupuesto Nacional. Sin embargo, el Plan de Desarrollo contempla una novedosa figura a través de un aval del Gobierno que, en principio, permitiría mantener la medida. Si esta se concreta antes de mitad de año, sería posible prever que los indicadores muestren crecimientos positivos y significativos, lo que mantendría el impulso del sector, dado que las familias colombianas tienen confianza en el futuro, creen que es un buen momento para adquirir vivienda y endeudarse y las tasas de interés aún son bajas.

Por último, esta semana económica presenta un análisis sobre los principales aspectos que en materia de vivienda establece el proyecto de ley mediante el cual se expide el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014. En lo fundamental, las medidas planteadas buscan ampliar la oferta de tierra urbanizable, duplicar los recursos para subsidios y ampliar la capacidad de pago de las familias, vía el mantenimiento del subsidio a la tasa de interés, con el fin de cumplir la meta del millón de viviendas.

DESCARGAr PDF COMPPLETO

Edición 789 | La banca colombiana: un ejemplo de innovación, confianza y expansión

Al realizar un análisis de la banca colombiana, es común concentrarse exclusivamente en los resultados que reflejan los estados financieros. No obstante, la industria ha realizado avances importantes en otras aéreas que ameritan reconocimiento. Tres de ellas son: la innovación financiera; la solidez del sistema, representada en un amplio acceso a los mercados de capitales; y su posición y expansión en el continente.

El desarrollo de nuevos productos y servicios de ahorro, crédito y transaccionales ha permitido incrementar la bancarización. El mayor entendimiento de las necesidades de los usuarios, junto con el desarrollo de nuevas tecnologías, han acercado al banco a sus clientes, que cuentan ahora con una amplia oferta que garantiza la seguridad de sus ahorros y transacciones.

En el caso de los mercados de capitales, la banca ha sido muy exitosa en recaudar fondos a través del mercado de deuda, y en los procesos de democratización. Entre 2000 y 2010, el número de personas naturales que poseen acciones en el sistema bancario se ha duplicado.

Los buenos resultados han llevado a la banca nacional a ser una industria sólida y con gran protagonismo en el escenario regional. Según la revista The Banker, la banca colombiana tiene tres entre los mil bancos más grandes del mundo. Además, es posible observar que ocupa el tercer lugar en la región. Este desempeño ha desembocado en una expansión de la industria hacia Centroamérica, donde hay buenas perspectivas de negocio, pues se cuenta con presencia en todos los países de la región, menos Belice.

En esta edición de Semana Económica se presentan los logros en estos tres aspectos, los cuales benefician a todo el país y ayudan a tener una visión más amplia de la banca nacional.

DESCARGAr PDF COMPLETO

Edición 788 | Homenaje a Jorge Londoño Saldarriaga

El pasado 3 de febrero, Asobancaria ofreció un merecido homenaje al doctor Jorge Londoño Saldarriaga, con motivo de su retiro como presidente del Grupo Bancolombia, después de 15 años de gestión. En este período, el doctor Londoño convirtió al Banco de Colombia en el más grande del país, multiplicando sus empleados por 7, sus activos por 19 y sus clientes por 28. Ahora su aguda capacidad gerencial y su excelso don de gentes estarán al servicio de la reconstrucción y rehabilitación de las zonas afectadas por el invierno, lo cual constituye una garantía de éxito en la descomunal tarea que tiene el Gobierno Nacional.

Esta Semana Económica reproduce las palabras del Señor Presidente de la República, doctor Juan Manuel Santos Calderón; del doctor Jorge Londoño Saldarriaga, expresidente del Grupo Bancolombia; y de la Doctora María Mercedes Cuéllar, Presidente de Asobancaria, en el homenaje.

Los oradores destacaron la solidez de la banca colombiana, lo innovadoras que han sido la regulación y la supervisión sectoriales, la ética empresarial de los banqueros colombianos y la sana competencia que impera en el sector. Estos son, en su concepto, los elementos que diferenciaron el desempeño del sistema financiero colombiano del que tuvo el de las economías avanzadas durante la pasada crisis financiera internacional. Estos elementos permitieron minimizar el impacto del choque externo sobre la producción, el empleo y la estabilidad macroeconómica y financiera en Colombia.

Los oradores también destacaron el papel que cumple la banca en la financiación del desarrollo económico nacional y el que tendrá a su cargo como proveedora del combustible para las locomotoras que impulsarán el crecimiento en los próximos cuatro años. En este sentido, la banca continuará siendo un aliado principal del gobierno y un gran apoyo para la prosperidad colectiva.

DESCARGA PDF COMPLETO